miércoles, 2 de enero de 2013

Se va un año marcado por la tragedia

El año que se va estuvo marcado por dos tragedias cuyas consecuencias se sentirán por mucho tiempo: en febrero, las 51 víctimas por el choque del tren Sarmiento en la estación de Once, donde murió una vecina de Haedo (Graciela Díaz); y, en abril, el tornado que sólo en Morón arrojó un muerto, 49 heridos y 50 casas prácticamente destruidas. El temporal recrudeció la crisis energética y la situación financiera de la comuna, en un año donde la inflación, la desaceleración económica, el ajuste y el aumento de la presión tributaria terminaron generando un grado de conflictividad social elevado.
El año terminó como empezó: cortes de luz, aumento de tasas, la “Navidad vacía” de las víctimas de Once. Pasó el debate por el voto a los 16, el fallido 7D y la reestatización de YPF en la agenda oficial.
Hace un año comenzaba a demolerse la fábrica Textil Castelar, donde ahora se levanta el nuevo estadio del Deportivo Morón. Los trabajadores de la metalúrgica autopartista La Mecca luchaban por no cerrar. La baja de la coparticipación y las marchas por la inseguridad preocupaban al Estado local.
En abril la comuna sufrió las consecuencias físicas y económicas del temporal devastador. Casi no contó con ayuda. El sindicato Municipal de San Martin 350 comenzó un plan de lucha por mejores aumentos.
A mitad de año, el intendente comenzó una campaña por la Policía Comunal, mientras que el asalto a una embarazada en Castelar (Geraldine Benítez) motivaba una de las mayores marchas hacia la Plaza.
Por ese entonces también se terminaba la concesión de TBA. Y se anunciaban obras en el ramal Sarmiento. También comenzaba la interna peronista de cara a 2013, con Luis Acuña de campaña en Morón.
Se creaba la Secretaría de Seguridad municipal. En septiembre, Cristina Kirchner visitaba la fábrica de Haedo “Mabe”, junto a Martín Sabbatella, a quien poco después nombraría como presidente del AFSCA.
Octubre fue el mes de los femicidios. Claudio Pagliuca, hoy con prisión preventiva, era detenido en Río Turbio, acusado de asesinar a su ex pareja Alejandra Córdoba, hija del periodista local Juan Córdoba. El intendente denunciaba la ejecución de un menor en la Villa Carlos Gardel por parte de la Policía.
Pasaron luego el 8N, el 20N, los pedidos de yuri contra el Fiscal General de Morón, la condena al asesino de Nicolás Arroyo, la aprobación del busto de Néstor Kirchner en la Plaza (a dos años de su muerte), el anuncio de la construcción de dos complejos de viviendas por el plan federal ProCreAr y muchas otras cosas. Corrió mucha agua bajo el puente. Hubo inundaciones. Aunque eso ni siquiera es noticia.

No hay comentarios: