miércoles, 26 de diciembre de 2012

Sesión especial: a partir de enero, la mayoría de las tasas suben un 25% en Morón

Por mayoría, el Concejo Deliberante aumentó la Tasa de Servicios Generales y la de Seguridad e Higiene un 25 por ciento. En el caso de las grandes empresas comerciales la suba será superior. Rige desde enero. El oficialismo desechó la tasa a los combustibles, que era un acuerdo de los municipios de la 1° Sección Electoral, por las peleas que surgieron por ese cobro en Nación y la Provincia.
La sesión que determinó la reforma fiscal e impositiva se desarrolló el martes 11 bajo la forma de Asamblea de Mayores Contribuyentes. El oficialismo sumó los votos del Nuevo Encuentro, FPV y de los concejales (y contribuyentes) de Unidos por Morón (Marcelo González), PS-FAP (Adriana Kreiman) y Peronista Bonaerense (Margarita Guarana). La sciolista Vanesa Sosa se ausentó; votaron en contra los ediles de UDESO, Marcelo Joaquim y Mariana Mansilla; y del GEN, Analía Zapulla.
La readecuación del 25% de la TISH alcanza a unos 10 mil comercios, mientras que se estableció un diferencial del 35% para grandes empresas, como bancos, financieras, ART, boliches, crematorios, mataderos, casas de apuestas, etc. El Bingo (55%) aportará $2 millones a la comuna en 2013.
El año pasado las tasas habían aumentado un 20% en general. Y si se suman los últimos seis años el incremento llega al 160%, cuando “la inflación del INDEC fue de 60” puntos, reflexionó Zapulla a la hora de oponerse a la reforma impositiva. Los opositores la calificaron de “regresiva”. En tanto, la jefa de la bancada sabbatellista, Florencia De Luca, atribuyó la propuesta a los “mayores costos” que afronta el municipio, aunque no pronunció “inflación”. Pidió “ser coherente cuando se plantean aumentos salariales porque significan millones”. Dos días después se aprobaría el presupuesto 2013 (ver Pg2).
“Hay mayores costos en gastos fijos: leche larga vida y azúcar, 39 y 24 por ciento respectivamente; combustible: 14 por ciento nafta súper; arena: 41 por ciento; bitalco: 46 por ciento”, enumeraba De Luca, para explicar: “Estos aumentos condicionan el desarrollo de las políticas públicas. Las licitaciones no permiten equilibrar el incremento general y sostenido en los precios. El nuevo escenario tiene consecuencias para los municipios. La mayoría incrementa tasas entre 25 y 35 por ciento”.
La ordenanza mantiene el nivel de descuento para jubilados. Por otro lado, incorpora al gravamen de publicidad a la que se realiza por pantallas Led. También el servicio de inspección de antenas. Y además creó un apartado en el servicio de limpieza, para contribuyentes que superen la tonelada al mes.

Quejas
“La reforma es regresiva porque los incrementos los aportan principalmente la TSG y los mínimos de la TISH, que pagan pequeños comerciantes e industrias. El 90% tributa el mínimo”, se quejó Joaquim, quien consideró que es hora de pasar de la “tasa fija” a un sistema “tipo ganancias” para cobrar la TISH, como ocurre en otras comunas. “Si esto no ocurre es por falta de fiscalización”, dijo.
La concejal del GEN sostuvo que “la zonificación del distrito se basa en el Censo de 1980. Es el distrito más desactualizado”. “En 2011 en Defensor del Pueblo recomendó modificar la Fiscal de acuerdo al último censo para establecer las categorías”, recordó antes de anticipar su voto negativo. Su ex compañera de bloque, Kreiman, hizo algunas observaciones pero apoyó en general. Había propuesto aumentos del 20% “para los menos pudientes” y gravar a los espectáculos “por metro cuadrado”.
En los tres casos, cada intervención estableció una conexión directa entre la inflación, la falta de federalismo, la concentración económica del Estado nacional y el aumento de las tasas en las comunas. “Hay que reclamar la autonomía de los municipios, que es donde vive la gente”, apuntó Kreiman.
“El problema de la falta de autonomía es que los municipios no son entes federados. Tenemos el mismo régimen para Tordillo o La Matanza”, sostuvo Santiago Muñiz (FPV). Aceptó que se puede “discutir coparticipación”, que incluso bajó este año. “En 2009 Nuevo Encuentro habla de escalada inflacionaria y el FPV votaba en contra. La realidad no cambio pero sí las posiciones”, contestó Zapulla.

Se quedó sin nafta
Finalmente, la comuna tuvo que dar marcha atrás con la tasa a los combustibles, que iba a utilizarse para un fondo de reparación vial. Este era un acuerdo al que habían llegado los intendentes de la Primera Sección Electoral y que, de hecho, algunos municipios como Ituzaingó aprobaron pese a las advertencias de Nación y Provincia. Es que al trascender su tratamiento, el ministro de Economía Bonaerense aseguró que se trataba de una “doble imposición” cobrar por el surtido de nafta, gasoil y gnc. Más tarde fue el Gobierno el que prohibió a las provincias de Buenos Aires y Córdoba y la CABA por la aplicación de ese mismo impuesto. Morón pensaba recaudar por la tasa Vial unos 5.7 millones de pesos en 2013, a razón de 10 centavos el litro de combustible y de 5C el litro de Gas N. comprimido.
“El ministro Arlía salió con un proyecto similar. Ahí nos enfrentamos a una disyuntiva. En ese momento se generó una discusión y quedamos en el medio. Nos pareció oportuno retirar el proyecto para no enrarecer el clima, momentáneamente”, dijo el secretario de Economía municipal, Eduardo Aseff.

No hay comentarios: