jueves, 1 de noviembre de 2012

El temporal inundó calles y causó apagones pero no dejó victimas fatales en Morón


Los 180 milímetros de agua que se registraron sobre el área metro-politana el lunes pasado dejaron inundados el centro de Morón y cada cuenca del distrito, tanto al norte como al sur. Sin embargo, no se registraron víctimas fatales ni tampoco hubo necesidad de ordenar evacuaciones. “El sistema se vio superado, pero el agua corrió rápido una vez que bajó la intensidad de la tormenta”, declaraba por la tarde el intendente, Lucas Ghi, quien estuvo abocado al operativo de rescate y limpieza desde temprano.
La tormenta no tuvo el efecto devastador del tornado pero afectó la vida cotidiana de los moronenses, especialmente en aquellas casas adonde el agua ingresó como hacía tiempo no pasaba. Doce mil vecinos sufrieron el corte de la luz por lo menos hasta el mediodía del lunes. En el área central, donde el cableado está soterrado, la empresa Edenor prefirió no dar el servicio hasta tanto no cesó el alerta meteorológico. En varias escuelas no pudieron dictar clases o no había forma de llegar.
Las subidas más importantes se registraron en torno a la cuenca Céspedes, en El Palomar; y Pastor Obligado, en Villa Sarmiento. También hubo inundaciones importantes en Castelar Sur. En el lado norte, se volvió a llenar la olla que se forma sobre Sarmiento y Arrecifes, donde la antigua laguna del Zanjón Martínez. La ruta 1003 que atraviesa Merlo desde Morón sur se mantuvo cortada por Vialidad.
En la Provincia hubo más de 2800 evacuados, la mayoría de La Matanza, donde se registró uno de los dos muertos que dejó el temporal. Nación y Provincia llevaron ayuda a varios municipios del GBA. La comuna, declaró Ghi, realizó asistencia directa con “agua potable, frazadas, chapas y colchones”.
La Municipalidad montó un operativo desde la 4AM con “todos los secretarios” a disposición de la “emergencia”. A pesa de los 180 milímetros que cayeron, “el sistema respondió el forma razonable”, dijo el intendente a este periódico. Y explicó que sólo hubo algunos vecinos que se auto evacuaron.
Estuvieron en el operativo los equipos municipales del SAME, Defensa Civil, Acción social y Tránsito, trabajando en las calles desde las primeras horas de la madrugada de ese día cortando el tránsito en calles afectadas, limpiando sumideros y brindando asistencia a los damnificados por la tormenta.

Parroquias
“Debido al temporal de fuertes lluvias que se produjeron en la madrugada del lunes 29 de octubre, varios puntos de nuestra Diócesis se encuentran anegados”, comunicó el Obispado de Morón ese mismo día. “Una de las zonas más afectadas es la próxima al Arroyo Morón. La Capilla San José Obrero, perteneciente a la Parroquia San Martín de Porres, ubicada en las cercanías, hace un pedido a la comunidad diocesana de colchones de una o dos plazas, a través de Caritas Diocesana”, hizo saber.

No hay comentarios: