jueves, 29 de noviembre de 2012

20N: "Esperemos que el Gobierno nos escuche", aseguró el Pollo Sobrero tras el paro

A las 8 de la mañana, sentado en el estribo de un vagón, Rubén Sobrero, recibe a la prensa con buen humor: todo el ramal Sarmiento está de paro, al igual que las líneas Mitre, San Martín, Roca y Belgrano. Más tarde se sumaría el Urquiza. En las calles se ven menos colectivos. A su entender, el 20N ha sido un “éxito”. Y advierte: “Esperemos que el Gobierno escuche o vamos a ampliar el plan de lucha”.
El paro de la CTA de Pablo Micheli y de la CGT de Hubo Moyano no fue total, pero tuvo un fuerte efecto sobre la jornada laboral del 20 de noviembre. En parte, por los cortes a los accesos a Capital. En parte, porque hubo acatamiento en sindicatos alineados al Gobierno como la UTA o la Unión Ferroviaria. Casi todas las líneas de Ecotrans pararon. Sobrero festejó desde temprano en los talleres de Castelar.
- ¿El paro fue un éxito?- lo consultó Un Medio.
- Fue un éxito total, con mucha contundencia, muchos ferrocarriles que supuestamente iban a trabajan adhirieron. En el Sarmiento el acatamiento es total. Hubo pocos colectivos y con muy poca gente.
- ¿Ganaron los cuerpos de delegados o qué pasó?
- Hubo una rebelión de las bases. Los dirigentes están más preocupados por lo que piensa el Gobierno y en ver cómo les tiran migajas para sus obras sociales o sus sindicatos. Pero el obrero está preocupado porque todos los meses le vienen descuentos que son abusivos, como el impuesto a las Ganancias (los ferroviarios superan el mínimo no imponible). Cuando el obrero se cansa, reacciona.

- ¿Es un paro por Ganancias o contra el Gobierno?
- Es un paro que reclama por Ganancias, por las asignaciones familiares y obviamente es contra la política del gobierno. Esperemos que el Gobierno nos escuche, si no vamos a ampliar el plan de lucha.

Cortes
En Castelar, Sobrero recibió no sólo a la prensa. También tuvo visitas como las del gastro-nómico Domingo Bruno, porque su gremio su sumó a la protesta más allá de haberse integrado a la CGT Balcarce. Lo que también fueron protagonistas fueron las organizaciones de izquierda, que junto a ATE cortaron la Autopista del Oeste (altura Vergara) durante la mañana del 20N, con cientos de manifestantes.
Se subieron trabajadores, estudiantes y desocupados junto a la CTA, MST Teresa Vive, CCC, Polo Obrero y las organizaciones del PO, PTS, MST, PCR, PSTU. Durante el acto de cierre, la ex candidata a concejal Jimena Lettieri (PO) expreso: “Hoy el conjunto de los trabajadores salió a las calles a reclamar contra el ajuste, la clase obrera no quiere ser la que pague los platos rotos de esta crisis, por esta razón la huelga general coloco  la agenda de los trabajadores en la calle:   anulación del impuesto al salario, salario familiar para todos de $700 por hijo, abajo las ART, contra la devaluación y la inflación que carcome los salarios, contra el ajuste de Cristina y los gobernadores oficialistas y opositores, por el 82% móvil, por $ 4000 de compensación de fin de año por inflación y ganancias”.

Municipales trabajaron
En cambio, la Municipalidad no se vio afectada por el 20N. De hecho, la Federación de Sindicatos Municipales, que se había sumado a la CGT Moyano en procura de la derogación de la Ley 11757, que impide a sus afiliados contar con paritarias, habían adelantado que no adherían al paro contra el Gobierno. La FESIMUBO (a la que adhiere el STMM) advirtió que no iba a "poner en duda la legitimidad de los reclamos”, aunque cuestionó “la metodología, la oportunidad y la intencionalidad de la protesta". Pablo Salvo, titular del STMM, se mostró molesto por el repentino cambio de actitud de la Federación, que a esa altura había retomado las negociaciones por la derogación de la Ley. “Me enteré que no adherían por un comunicado. Yo solo no puedo hacer nada”, explicó a este medio.

No hay comentarios: