lunes, 1 de octubre de 2012

El Pollo Sobrero denunció que amenazaron a su hija, en Haedo, para hacerlo "callar"


El delegado del ramal Sarmiento, Rubén Sobrero, denunció una serie de hechos de violencia y de intimidaciones que incluyeron el seguimiento de una de sus hijas, a la salida de un colegio, en Haedo. Todo esto ocurre en medio del juicio oral que se le sigue a buena parte de la cúpula de la Unión Ferroviaria por el crimen del militante del PO Mariano Ferreyra y críticas al funcionamiento de tren.
El viernes 14, el “Pollo” se presentó en la Comisaría 2° de Morón y denunció que una de sus hijas, Evelyn, recibió amenazas de parte de un grupo de desconocidos. Según contó, a la salida del colegio al que asiste se cruzó con dos personas, quienes “la llevaron cuatro cuadras caminando amenazándola que la iban a matar si no me callaba la boca”. “Estuvo rápido la comisaría, que posibilitó que no pasara a mayores. Si se empiezan a meter con los pibes estamos en cualquiera", relató.
Un día antes, Sobrero había sufrido un en Marcos Paz y vía twitter se lo adjudicó a la "patota de Pedraza", el líder de la UF, acusado de instigar el crimen de Ferreyra. "La cobardía de aquellos que todavía defienden a Pedraza no tienen limites. No solo me agredieron verbalmente y luego una patota de La lista verde y del plan Arg trabaja me destruyeron el auto. A las 24hs mi hija Evelyn es interceptada en el colegio y desviada de su camino con amenazas de muerte a ella y sus hnos y dándole datos sobre teléfonos, horarios y direcciones", dijo Sobrero ese día a través de su cuenta personal.
En Marcos Paz, Sobrero había sufrido el ataque a su auto, además de haber sido amenazado. "Esto se enmarca en la pelea por la recuperación del servicio ferroviario, en los ramales Diesel y Eléctrico, denunciando la falta de seriedad sobre las obras para el Ferrocarril Sarmiento", señaló un comunicado de la Lista Bordó del Sarmiento. Además, recordó que la agresión sucedió "a 24 horas de la realización de un acto con usuarios y trabajadores en la ciudad de Marcos Paz, donde el compañero Sobrero tiene un muy importante apoyo de los ciudadanos por ser referente en esta lucha".

Críticas
El Pollo contó con amplio respaldo de bloques legislativos de la oposición el viernes último, durante una conferencia de prensa. El lunes 17, el Sarmiento estuvo medio día sin servicio por falta de coches en condiciones de salir, según el relato de los propios delegados, quienes negaron que se tratara de una “medida de fuerza”. “No podíamos operar con 6 formaciones. Tampoco ha habido avances. No se compran repuestos, ni cambian vías. Por ahora falta dinamismo”, actualizó el martes pasado Edgardo Reynoso a este periódico, echando por tierra los anuncios que emanaron del ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, cuando los trenes pasaron a estar bajo su órbita.
El Gobierno prometió invertir $ 800 millones para mejorar 140 coches, arreglar las estaciones y los talleres y cambiar las vías. Paralelamente comenzó el soterramiento del Sarmiento, en el tramo Haedo–Caballito, con un presupuesto de $ 11 mil millones y un período de ejecución de obra de tres años. La Presidenta ya adelantó que esas tierras, en Capital, se utilizarán para el Plan de viviendas Procrear.
Sobrero aseguró que no se invierte en repuestos, que se reducen servicios para acotar costos y que del anuncio de obras, solo se hacen 100 metros por día, mientras que los domingos se da «franco a todos». «Antes hacíamos 250 metros trabajando de noche y sin necesidad de cortar el servicio», indicó.
«No sabemos cuál es el objetivo de la empresa y tampoco los organismos de contralor, porque también miran para otro lado frente al desquicio que están haciendo Ferrovías y Metrovías», dijo el Pollo.

Fallas
El jueves 20 hubo más muestras de la debacle ferroviaria. Por la mañana, se quedó una formación sin pasajeros que circulaba por el Empalme Lobos, rumbo a Merlo. Por la tarde, un tren de trabajo con dos coches adaptados fue para asistir al primero pero no llegó a destino. A las 15,25 descarriló en Haedo.
“Todos los problemas que se registran en las vías tienen que ver con lo mismo: la desinversión, la desidia, el desmantelamiento del sistema ferroviario y la falta de obras de mantenimiento. Es lo mismo que venimos denunciando desde hace años. La flota está destruida, entre otras cosas, por las modificaciones que hicieron en los coches, como los de doble piso, facturadas al Estado”, denunció Reynoso.
La Unidad de Gestión Operativa quedó a cargo del Sarmiento y el Mitre, luego de que se le quitara la concesión a TBA, por lo que esos ramales ahora los controla el Grupo Roggio (Metrovías) junto a Ferrovías

Invasión Gendarme
El viernes 17, trabajadores tercerizados del Sarmiento intentaron cortar las vías a la altura de Morón y Haedo. Pero lo impediría un imponente despliegue de gendarmes, que incluyó camiones hidrantes en plena estación. La protesta la protagonizaban empleados de la firma JB, que fueron contratados para hacer de banderilleros, entre otras tareas similares a las de los trabajadores ferroviarios de planta permanente, “ante negativa de la empresa y del gobierno a tratar su situación y despedir a sus delegados”.

No hay comentarios: