lunes, 17 de septiembre de 2012

Tragedia de Once: hija de una víctima se quejó por la "ambigüedad" de la Justicia

Vanesa Toledo cuestionó la “ambigüedad” judicial, pidió el procesamiento de más de 30 acusados por el fiscal Federico Delgado y se mostró “indignada” por el ascenso de un funcionario imputado en la causa por la Tragedia de Once. Su madre, Graciela Díaz (vecina de Haedo), fue una de las 51 víctimas.
En diálogo con Un Medio, Vanesa se mostró “satisfecha” con el proceso penal, aunque admitió su “desconcierto” ante determinadas decisiones. “El descontento, que espero sea momentáneo no es por el juez (Claudio) Bonadío, sino por la ambigüedad de la Cámara Federal, que rechazó al Estado como querellante pero le otorgó la libertad a (el dueño de TBA Claudio) Cirigliano, justo un 22”, indicó.
“Con la misma celeridad que se decidió esto pretendíamos que se apure la pericia administrativa” sobre la ex operadora del ramal Sarmiento, la cual, dijo “se dilata por artilugios de la defensa”. “De todas formas apoyamos al juez. El objetivo lo vamos a conseguir: que los verdaderos culpables cumplan como cualquier hijo de vecino. Y estamos esperando que se dicten los procesamientos”, apuntó.
- ¿Cómo tomaste la designación de Antonio Sícaro (subsecretario de Regulación Normativa del Transporte)?
-  Nosotros nos adjudicamos el mérito de su renuncia, porque si no poníamos el grito en el cielo esa persona seguía en el cargo. También se lo despidió a (el ex subsecretario de Transporte) Antonio Luna después de eso. La realidad es que cuando nos enteramos de la designación de Sícaro (era interventor en la Comisión Nacional de Regulación del Transporte cuando ocurrió la tragedia) nos llenamos de indignación, porque debe haber muchas personas idóneas para ese cargo en vez de un imputado.

Contrapunto
Esa semana el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido; el ex secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi; y el dueño de Trenes de Buenos Aires (TBA), Claudio Cirigliano, rechazaron la mediación civil por una indemnización de 1.500 millones de pesos. Tras ese paso, unas 80 víctimas representadas por el abogado Gregorio Dalbón avanzarán con la demanda civil contra 35 acusados y el Estado nacional por “daño moral, psicológico y lesiones”. El miércoles, en tanto, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, recibió en Casa Rosada a Dalbón, quien le llevó la propuesta de crear un departamento de resolución de conflictos para los casos en que el Estado sea demandado.
- ¿Sos parte de la causa civil? ¿Qué opinás de la actuación de Dalbón?- Consultó Un Medio a Toledo.
- Los defendidos de Dalbón son heridos y deben pedir un resarcimiento pronto. Muchos quedaron con lesiones graves que les impide sostener a sus familias. Los entiendo. No puedo cuestionarlos porque hay que evaluar cada caso. Si bien a mí me afectó, porque con mi madre nos manteníamos a medias, me arreglo y lo único que me interesa es la causa penal. Tengo el objetivo claro. Seguro que va a haber un resarcimiento en algún momento, pero no me parece mal que los heridos lo pidan ahora. Pero no coincido en nada con Dalbón. En su momento pidió una pericia psiquiátrica al juez. Me parece que son pavadas que retrasan los objetivos. Fue irrespetuoso con las posturas que otros tenemos.
La demanda civil es independiente en su trámite de la causa penal en la que Bonadío investiga la tragedia. Vale aclarar que esta semana concluyó el peritaje contable que realizaron especialistas de la Corte Suprema sobre los subsidios que el Estado le otorgaba a TBA, para determinar el fin que tuvieron. El fiscal pidió el procesamiento de todos los imputados por los delitos de estrago culposo, peculado y asociación ilícita, incluidos Schiavi, Jaime, De Vido y Luna, además de los hermanos Cirigliano.

No hay comentarios: