lunes, 17 de septiembre de 2012

Violencia en el fútbol: La comuna instala cámaras de seguridad en el estadio de Morón

La comuna se comprometió a la instalación de cámaras de seguridad en el estadio del Deportivo Morón. Fue durante la firma de un acuerdo marco contra la violencia en el fútbol rubricado entre el intendente, Lucas Ghi, y su ex secretario de Gobierno Diego Spina, quien tomó las riendas del club en marzo.
La firma tuvo lugar el viernes último en el Teatro Municipal, con presencia del diputado Martín Sabbatella y del legislador provincial Adrián Grana, quien a su vez integra al CD del Deportivo, en lo que fue un verdadero desembarco del oficialismo dentro del club. Esto ocurrió en plena crisis institucional, pero cuando estaba en desarrollo la construcción de la nueva cancha, en la ex Textil Castelar.
El convenio de “cooperación mutua” prevé acciones concretas contra la violencia barrabrava. Entre ellas se destacan la instalación de cámaras de seguridad en el estadio, que serán monitoreadas desde la Central de Emergencias de la comuna, y el desarrollo de una campaña pública contra la violencia deportiva.
El jefe comunal afirmó junto a su antecesor que "así como desde hace doce años pudimos separar la política de las patotas, las prebendas y los privilegios, hoy queremos que suceda lo mismo con el Deportivo Morón”. “La violencia no debe ser parte del folklore del fútbol, porque el fútbol es convivencia, es paz y es armonía y queremos devolverles todas esas cosas a las familias", apuntó Ghi.
Spina, en tanto, quien llegó a consagrarse sin rivales en una lista de unidad, señaló que "este es el compromiso público del Estado y de nuestro club par enfrentar la impunidad que ha reinado estos últimos años”. “No queremos más contubernios ni entradas gratis para los violentos. Queremos que en nuestras tribunas los abuelos se abracen con sus nietos y las lágrimas sean de alegría y no de dolor".
En el acto estaba Liliana García, vicepresidente de la ONG "Salvemos al Fútbol" y madre de Daniel García asesinado el 11 de julio de 1995 en Paysandú por barrabravas del Deportivo Morón luego del partido Argentina - Chile por la Copa América. La causa prescribió, a pesar de la presión municipal, al no concretarse imputación alguna sobre los sospechosos, aunque se supo que parte de la barra local implicada (junto a la de Tigre) había viajado en una ambulancia del Hospital a aquella ciudad.

Cultura Che
En diálogo con el programa Punto de Encuentro (FM Pacífico), Spina rescató la pelea solitaria de Javier Cantero en el club Independiente, pero aseguró que “no se puede enfrentar la violencia desde un solo ámbito”. “Las peleas fracasaron por eso. De hecho, hubo muy pocas sentencias judiciales”, apuntó.
El presidente contó que se cortaron las entradas de regalo o cortesía, como así también la entrega de indumentaria deportiva los hinchas locales. Según dijo, esas prácticas producían “reventa”. De todas formas, consideró que en Morón “no tenemos el problema de los trapitos”, un servicio muy rentable por el que se habría producido el último enfrentamiento armado entre facciones del Rojo de Avellaneda.
“Queremos una cancha segura, no peligrosa. Acá nos conocemos todos pero no es fácil dar la pelea solos. Lo ideal es que sea en conjunto”, respondió el ex funcionario municipal. Por ahora, no armó ninguna lista negro. No obstante, dijo que habría “derecho de admisión” para quienes produjeran un desmán.
Por último, defendió las declaraciones de la Presidenta, Cristina Fernández, quien durante el lanzamiento de un plan de averiguación de antecedentes en torno a los estadios le enviara sus respetos a los “hinchas que suben a los paravalanchas”, en una cuanto menos ingenua alusión a los barras.
“A veces no se contextualizan sus expresiones. Lo del paravalancha es una cuestión ideológica, de la defensa de la cultura ‘Che pibe’, que se encuentra en el fútbol. Después, hay gente que resulta mano barata del poder sindical o de punteros políticos berretas”, la interpretó el referente de Nuevo Encuentro.

Media cancha
La empresa que construye el nuevo estadio del Deportivo finalizó el montaje de las plateas que dan a la calle Bernardo de Irigoyen, mientras que las tribunas populares (local y visitante) están avanzadas en un 50 por ciento. Además, se instalaron las columnas de la Platea General y se construyó la estructura de hormigón y se colocaron los caños que sostendrán el alambrado del estadio.

No hay comentarios: