viernes, 10 de agosto de 2012

El crimen que fue imposible de tapar

El lunes 6 comenzó el juicio oral contra los (17) imputados que tiene la causa que investiga el asesinato de Mariano Ferreyra en octubre de 2010, a manos de una patota ¿sindical? ¿Patronal? ¿Política? De cualquier manera, la expresión será inexacta o incompleta. El crimen desnudó un sistema que no merece lecturas ambiguas y menos bastardear las banderas de quienes quisieron cambiarlo.
Se sabe que Ferreyra defendía, junto con sus compañeros del Partido Obrero, la causa de los trabajadores tercerizados de la ex Línea Roca, que cumplían tareas de ferroviarios pero sin tener convenio de trabajo colectivo y, por ende, un mejor salario. José Pedraza, secretario de la Unión Ferroviaria, está imputado como organizador de la emboscada; y se sospecha que es dueño de la empresa que a su vez era contratada por la concesionaria del Roca, que estaban en manos de la Ugofe.
El lunes, la Presidenta Cristina Kirchner admitió que "Néstor estaba muy conmocionado" por el crimen del militante y señaló que "tiene razón" su hijo, Máximo, cuando dice que " la bala que mató a Mariano Ferreyra rozó también el corazón de su papá”. Es notable como la mandataria hace de cada intervención pública un relato propio en el que su familia es testigo, héroe o víctima de nuestra historia.
Pablo Ferreyra, hermano de Mariano y querellante, le contestó: “A veces sostengo que hay varias versiones. Una es la del Partido Obrero - donde no milita- , que es la de tercerización de la represión en patotas. Hay otra versión que es la del Gobierno, en la que encuentro algunos puntos de apoyo, pero el relato de la muerte de Néstor asociada a Mariano me parece disfrazado de elementos míticos. Vos podés decir que la salud de Kirchner se vio perjudicada porque la muerte de Mariano generó una crisis política, pero otra cosa es decir que la bala que mató a Mariano rozó el cuerpo de Néstor”.
El archivo es mucho peor. Tras el crimen, desde algunos medios oficialistas salieron a apuntarle a Eduardo Duhalde, luego defendieron a capa y espada a la burocracia sindical, encabezada por ese entonces por Hugo Moyano. Y más tarde calificaron de “muerte” lo que en verdad había sido un homicidio.
Claro que a la fiscal de instrucción de la causa fue premiada con un alto cargo en el Ministerio de seguridad. Y se está muy cerca de una condena ejemplar para una investigación que se corta en la UF.
Jorge Altamira no es tan optimista. “Advertimos que hay un operativo oficial para aislar el juicio a Pedraza y despojarlo de sus connotaciones políticas. Las causas paralelas y conexas a la que investiga el asesinato de Mariano, se encuentran completamente paralizadas: las que se refieren a al intento de soborno a los camaristas de Casación y al desvío de fondos destinados al pago de salarios por parte de Ugofe”, denunció poco antes de comenzar la audiencia en el Tribunal Criminal Oral N° 21. En la sala no sólo hubo referentes del PO. Asistieron los diputados Martín Sabbatella y Victoria Donda, la madre de Plaza de Mayo Nora Cortiña, y los periodistas Horacio Vertbitsky y Beatriz Sarlo.

Favale
Durante la presentación de un sistema que permite identificar por huella digital los antecedentes de las personas que asistan a un estadio de fútbol, la Presidenta elogió, quizás sin darse cuenta, a los violentos. “En la cancha colgado de la paravalanchas y con la bandera, nunca mirando el partido, porque no miran el partido, arengan, arengan y arengan, la verdad, mi respeto para todos ellos”, dijo. Intento alegar inocencia con una ironía nada inocente: “mañana van a decir que defiendo a las barras”.
Cristian Favale, imputado por el crimen de Ferreyra, era, entre otras cosas, un barra de Defensa y Justicia, vinculado al oficialismo a través de las Peñas de Boudou y que estaba a punto de ingresar en el Roca. A veces, como Scioli, conviene sólo ver pasar la historia. O por lo menos no intentar rescribirla.

Aplausos
El domingo último, en el arranque de la temporada de Primera B, el primer equipo del Deportivo Morón salió a la cancha con una bandera de homenaje a Mariano Ferreyra, el militante del Partido Obrero asesinado en octubre de 2010, merced a una solicitud de esa fuerza política al club.

No hay comentarios: