viernes, 31 de agosto de 2012

La conciliación sólo suspendió la protesta de los municipales afiliados al STMMHI

Luego del corte que trabajadores municipales afiliados al STMMHI realizaron la mañana del 16 de agosto en la Autopista del Oeste, el Ministerio de Trabajo de la Provincia dictó una conciliación obligatoria, cuya última audiencia sería el 7 de septiembre. Para entonces, el gremio pretende volver a las “acciones directas” en procura de un nuevo aumento que, funcionarios del Ejecutivo, niegan a aceptar.
La pelea ha ido escalando desde abril, cuando el intendente anunciaba una suba escalonada de los haberes, que recién este mes se completará con un 30% para las categorías más bajas, 20% para las medias y un 15% para las más altas. La mitad de la planta accederá al aumento promedio, que se dividió en mitades iguales entre en abril y agosto. Ahora nadie cobrará un aumento menor a $700 en mano.
El Sindicato de la calle San Martín 351 fue el único que salió a reclamar por una suba de 35% para todos y en una cuota. El martes, el Consejo del Salario Mínimo fijó un piso de $2670 (16 por ciento más).
El mes pasado hubo marchas por las calles céntricas y asambleas en el hospital y el obrador. En ese plan de acción el STMMHI decidió cortar la autopista (mano a Capital). En principio, iba a ser a la altura de Vergara (Morón), donde aguardaba un grupo gendarmes. Finalmente, con dos micros del Grupo Plaza, los manifestantes viajaron hasta el puente Santa Rosa, donde pudieron interrumpir el tránsito de la vía rápida y conseguir la atención de las dos principales cadenas de noticias (TN y C5N).
Los empleados denunciaron "persecución ideológica y gremial" por parte de Lucas Ghi, a quien acusaron de "no dialogar", citó Infobae. El intendente salió a contestar rápido aludiendo al decreto de abril. Pero además acusó que la manifestación tenía "claramente con intencionalidad política y no una legítima reivindicación gremial". "No es genuino esto, es una vocación política. Es un sector marginal y minoritario", apuntó el jefe comunal en diálogo con C5N. El corte duró casi hora y media.
El gremio se retiró de la Autopista tras una hora de negociación con Gendarmería y luego de haber realizado varias notas, con la visita destacada del delegado del Ramal Sarmiento Rubén “El Pollo” Sobrero.
"En Morón hay una dictadura en democracia y somos perseguidos por protestar", se despachó Pablo Salvo, secretario del STMMHI. Poco después intervino Trabajo. Aunque igual se seguirían sacando chispas.

No hay más
Consultado sobre esta nueva escalada, el secretario de Gobierno municipal, Hernán Sabbatella, sostuvo que “hay diálogo con todos los gremios. Pero uno decide salir contra este gobierno por razones políticas”. Y lo argumentó con la foto que este periódico publicó en su pasada edición, en la que se veía a Salvo junto al intendente de Hurlingham, Luis Acuña, en un homenaje a Evita, luego de que éste dijera públicamente que tenía ganas de presentarse a disputarle a comuna a Sabbatella y Ghi.
Por otra parte, el STMMHI (uno de los tres municipales) quedó afiliado a la CGT Moyano a través de su federación, por lo que quedó enfrentado al Gobierno. También a la Gobernación y a la liga de intendentes por la ley 11757 que impide que tengan paritarias. Aunque no hicieron paros en distritos vecinos.
“Acá se habla de política, pero hay básicos de 900 pesos”, le contestó el gremialista, quien también volvió a ser acusado de “fundir al Deportivo Morón”, en donde fue secretario de la CD, hasta marzo último.
“Esta gente no hace nada en Hurlingham. Pero acá quiere recuperar sus privilegios”, exclamó Sabbatella. En diálogo con el programa Punto de Encuentro (FM Pacífico), el funcionario echó por tierra cualquier posibilidad de otorgar otro aumento. “Es imposible”, dijo. Y aunque reconoció que “los salarios de los municipales están bajos en todos lados”, reparó en que “Morón está encima de la media”.
Sabbatella aseguró que hubo varios empleados “denunciados por apretar a compañeros del obrador y hacer desmanes”. Salvo le contestó que “el gobierno rompió la conciliación trasladando compañeros”. “También nos cortaron los códigos de descuento de seguros de sepelio y farmacia”, añadió.

No hay comentarios: