viernes, 31 de agosto de 2012

El kirchnerismo local cierra filas ante el desafío del intendente de Hurlingham

Debería imitar a los intendentes vecinos que traen soluciones a sus distritos”, apuntó Luis Pereyra, uno de los referentes del kirchnerismo local (el año pasado fue nombrado como jefe de personal del INDEC) en respuesta a las declaraciones de Luis Acuña, el intendente de Hurlingham que se ofreció como candidato en Morón para vencer al sabbatellismo. Desafiado, el FPV local cerró sus filas de inmediato.
El 7 de agosto y luego de la visita que el jefe comunal realizó a la Catedral de Morón, en una misa de homenaje a Evita (el 26 de julio), el secretario administrativo del Senado, Juan Horacio Zabaleta, los concejales Claudio Román, Cristina Rodríguez, Gerardo Calabria, Santiago Muñiz y Jesica Penovi (FPV), Marcelo González y Vanesa Sosa (Unidos por Morón), más el presidente del Partido Justicialista, Quino Duyhailo; y los dirigentes Alberto Maceira, Martín Marinucci , Pablo del Valle, Manuel Arias, Hebe Recalde, Rodolfo Molina y el propio Pereyra debatieron sobre la realidad del distrito y acordaron “seguir trabajando en el territorio para consolidar el proyecto nacional de la Presidenta”.
Los dirigentes afirmaron que “en esta etapa histórica que vive el país es necesario sumar voluntades de los jóvenes que quieren incorporarse a la política, consolidar la gestión de los concejales y sumar esfuerzos para que el kirchnerismo sea la expresión mayoritaria en el distrito”. No obstante, se criticó a Acuña, quien habría tomado partido por una eventual candidatura presidencial de Daniel Scioli.
Pereyra dijo, como miembro del PJ local, que “sería bueno que imitara la gestión de Intendentes como Curto en Tres de Febrero, Descalzo de Ituzaingó, Othacehé en Merlo o Espinoza en la Matanza que están todo el día articulando las políticas locales con la nación y traen neetboks para los chicos de las escuelas, soluciones para los jubilados, viviendas, obra pública y todo lo que tiene que ocuparse un intendente que se preocupe por su gente”. En Hurlingham no se entregó una sola computadora.
“El peronismo es dignidad para los que menos tienen, progreso para los argentinos y una conducción firme en beneficio de todos, mas allá de las ambiciones personales de algunos dirigentes que ya no tienen vocación popular “, concluyó uno de los hombres de confianza de Zabaleta.

No hay comentarios: