jueves, 14 de junio de 2012

En su tercer informe anual, el Defensor pidió a la comuna resolver puntos conflictivos

En la presentación del tercer informe anual, el Defensor del Pueblo de Morón, el contador Abraham Gak, enumeró una serie de situaciones no resueltas por el Estado que “no obedecen a un mera reclamo individual”. En 2011 la Defensoría recibió menos denuncias, pero continúa con 27 casos “no resueltos” en años anteriores. En un tono amigable, volvió a pedir independencia financiera al Ejecutivo.
Gak realizó su exposición en carácter de titular de, como prefiere llamarla, la Defen-soría, junto a su secretario adjunto, el Dr. Enrique Pochat, el pasado 30 de mayo, en el recinto de sesiones del Concejo Deliberante, ante la presencia del intendente Ghi y el gabinete municipal, y de los bloques políticos.
“Hemos enviado 245 pedidos del informe al municipio. Siempre han tenido respuesta, no siempre satisfactoria, pero el respeto ayuda a la gestión”, sostuvo el contador. El año pasado, se resolvieron 261 denuncias (84%), mientras que 49 continúan aún en curso. En total, fueron  310 casos, entre ellos correspondientes al municipio, a la Salud o a otras entidades nacionales y/o provinciales (ver cuadro).
Aunque no oculta su afinidad hacia el modelo, Gak reiteró su intención de que la Defensoría tenga presupuesto autónomo, sin depender de las partidas que salen del Ejecutivo o, como ahora, del HCD. “Nunca se nos negó una partida, pero no estamos cómodos así”, dijo ante las autoridades municipales.
Luego dejó los fríos números de lado (se pueden ver en la página oficial de la Defensoría) el Defensor repasó una serie de puntos no resueltos por el Estado y que generan polémica. Uno de los casos por los que pidió públicamente fue el Observatorio provincial de Música de San Martín al 400.
“Hemos conversado y creo que se ha logrado un acuerdo para encontrarle otro lugar. Realmente hay un hacinamiento, para una actividad que requiere paz y silencio. No está en condiciones”, apuntó Gak. Claro que no sería la primera vez que las autoridades provinciales no cumplen. En este caso la idea del Defensor pasa por trasladar el establecimiento a la Escuela 40 de Carlos Gardel. El lugar es grande. “Hay muy pocos alumnos, aunque conviven en un ambiente inhóspito”, aclaro respecto del estado en que se encuentra ese edificio. “Lo que falta es plata”, dijo, esperanzado en que la obra se ejecute.
Así pasaron otras obras necesarias como una terminal de ómnibus en Morón, que reemplace el centro de carga y descarga en que se transformó la esquina de Rivadavia y Uruguay. Asimismo, pidió trasladar las terminales de la Empresa del Oeste (no cuenta con habilitación, dijo) y de la TUM.
En otro orden, se quejó por un depósito de autos de Eva Perón y Río Gallardo, como de las antenas de celular clandestinas. Al municipio le tiró de las orejas por lo cumplir con el cupo de discapacidad (4%) en su planta de personal. Por último, se refirió a contravenciones que causaron quejas entre vecinos.

La evolución de la Defensoría
En su primer año de gestión, la Defensoría del Pueblo recibió, entre marzo y diciembre de 2009, 448 denuncias. El informe de 2010 marcó que, de un total de 427 expedientes, 374 habían sido archivados (concluidos) y 53 continuaban “en curso”. En 2011 fueron presentados 310 casos. El año pasado el organismo le costó a la comuna $611.821. En 2010 necesitó de $587.450,13 para poder funcionar.
La Defensoría del Pueblo funciona en Mitre 877 (Morón) de 8.30 a 15hs. Tel: 0-800-666-0957; mail: defensoria.consultas@moron.gov.ar.

No hay comentarios: