jueves, 24 de mayo de 2012

Debate por la basura: qué se hizo y por qué no se avanza más hacia nuevos paradigmas

Si algún debate útil se disparó entre el Gobierno de Nación, el de Provincia y el gobierno porteño ese es el de la disposición final de residuos. Hace dos años la comuna lanzaba el programa “Morón Recicla”, del que participan casi 6 mil frentistas, por el cual la basura diferenciada se envía a un centro de reciclaje. El plan no avanzó más porque fracasó el proyecto de abrir una planta sobre Ruta 4.
“Enterrar la basura no es el modelo a seguir, es un desperdicio y tiene un costo enorme, porque tarda siglos degradarse, cuando lo logra”, insiste Marina Parra, directora de Políticas Ambientales de Morón. Pero por ahora es lo que se sigue haciendo en todo el AMBA, incluida Ciudad de Buenos Aires.
Molesto por la pelea con Provincia, el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, salió a decir que paga más por tirar la basura (en el GBA) y que es el único distrito que diferencia sus residuos. No es así. La ley provincial 13.592 busca reducir al mínimo posible la disposición de deshechos en el CEAMSE.
Aunque se reglamentó recién en 2011. Para su objetivo final “se requiere de educación ambiental y reducción en origen”. “Tiene que ver con el sistema productivo. Por eso se está discutiendo en la Provincia una ley de envases. La bolsita de los vecinos es lo de menos. Si hay un proceso circular de producción, donde no sólo se produce y se deshecha lo que no sirve, se ahorra mucho”, explicó Parra.
Claro que para eso falta mucho. Actualmente participan del Morón Recicla más de 5700 familias, 45 escuelas y 10 organizaciones comunitarias. Desde el inicio del programa se logró reducir en 171  toneladas mensuales la cantidad de residuos enviados al relleno sanitario del CEAMSE. Además, la comuna lleva adelante el Plan Bio de recolección de aceite vegetal usado (AVU) para la producción de biodiesel, con más de 75 establecimientos adheridos. Así se recolectaron 30.000 litros de aceite y 15 camionetas de la flota municipal funcionan actualmente con el biodiesel producido a partir del AVU.
Morón tiene un total de 150 mil frentes y sólo el 3.8% diferencia sus residuos. Un 50% de la basura que se produce son residuos orgánicos y un 20% es absolutamente desechable. Tan sólo el 30% es reciclable. Pero la comuna no tiene capacidad de tratar todo ese 30%. El proyecto de llevarlo a una planta en Ruta 4, cerca de la Base Aérea de El Palomar, recibió críticas de municipios vecinos y de ambientalistas, que sostenían que de esa manera se ponía en riesgo un posible reservorio autóctono (humedal).
- ¿Qué pasó con el proyecto de la planta de transferencia en Ruta 4? – fue consultada Parra.
- En realidad no era una planta de transferencia, sino de valorización de residuos. Es lo que hacemos en el centro de acondicionamiento de materiales reciclables, en Arenales y Pueyrredón, donde no tenemos la capacidad de tratar todo el volumen de los residuos reciclables diarios que produce Morón (350tn). Ese lugar no tiene capacidad. Pero no nos bajamos del proyecto por ese problema. Hay que articular con otros actores por financiamiento y asesoramiento técnico, además de una dimensión política que no tenemos. Nadie lo quiere tener cerca, pero en algún lado tiene que estar. Vamos a garantizar que sea en las mejores condiciones posibles. Si no salió es por otras razones.

No hay comentarios: