viernes, 6 de abril de 2012

El vendaval dejó un vecino muerto y destrozos múltiples en clubes, casas y plazas

El intendente de Morón , Lucas Ghi, declaró la emergencia luego del viento huracanado que arrasara buena parte del Conurbano Oeste, incluido este distrito, en la noche del miércoles último. Un vecino resultó muerto en Haedo, mientras que cientos de árboles fueron arrasados por la tormenta. Hubo importantes destrozos materiales en clubes como el Deportivo Morón, Club Morón y 77 Futbol Club. La Universidad de Morón fue evacuada. Las plazas sufrieron estragos.

Ayer, fuerzas de Defensa Civil, SAME, Bomberos, Tránsito, Seguridad Ciudadana, Infraestructura Urbana, Acción Social, las UGC y la empresa Edenor trabajaban sobre el desastre.

“Morón fue una de las zonas más afectadas por la tormenta. Producto del temporal tuvimos que lamentar dos víctimas fatales, 50 personas heridas que tuvieron que ser derivadas al Hospital de , y según dijo, el temporal afectó “a cientos de viviendas con roturas de techos y medianeras, miles de árboles caídos, antenas de telefonía y postes de alumbrado público, zonas sin luz, entre otros importantre 50 y 70 familias que fueron evacuadas porque se quedaron sin techo”, señaló ayer el jefe comunal.

En la comuna se reportaron 49 heridos, daños graves en 50 viviendas y un vecino de Haedo, de 35 años, fallecido durante la tormenta. Fue a subir a la planta alta de su casa, a inspeccionar una ampliación reciente. Un golpe de viento arrancó el techo de esa parte y lanzó al hombre a 50 metros de distancia, para caer en la copa de un árbol sin lograr sobrevivir a semejante experiencia.

Según el municipio, cerca de 5.000 viviendas sufrieron algún tipo de deterioro, desde rotura de vidrios hasta destrozos por caída de una rama. Los vecinos pueden comunicarse las 24 horas a Defensa Civil al 103/ 4489-0750/ 4483-2127, o al SAME 107 /4628-5555 /0800-345-7263.

Hubo destrozos en las plazas de Castelar y Morón. La calesita de la Plaza San Martín quedó destruida.

Los clubes se llevaron la peor parte. El Deportivo perdió su microestadio cubierto y una torre de iluminación. Las paredes y canchas de tenis del Club Morón y el '77 fueron arrasadas, como también parte de sus tinglados. Había árboles, postes y rejas arrancadas en Tribunales. Y cables eléctricos tirados sobre el túnel de la Cañada de Juan Ruiz.

No hay comentarios: