jueves, 1 de marzo de 2012

Sobraban los motivos para intervenir el ramal

La Auditoría General de la Nación publicó en 2007 un lapidario informe sobre el estado del FFCC Sarmiento. La descripción del órgano de control, a cargo del radical Leandro Despouy, cuestiona diversos incumplimientos de la concesionaria TBA, que "no da respuesta a los pedidos de información adicional y/o aclaratoria, que la CNRT efectúa en forma tardía, respecto a los Planes de Mantenimiento para 2005 en vías y obras presentados oportunamente".
La AGN asegura que "la falta de información en tiempo oportuno, y las demoras en la solicitud de aclaraciones complementarias a la documentación presentada, dificulta la realización de controles adecuados sobre las tareas de mantenimiento". Y resalta que “los pasos a nivel y los cerramientos perimetrales evidencian déficit en su estado de conservación”. Resalta también que “el estado general de mantenimiento edilicio de las estaciones que componen las Líneas Mitre y Sarmiento es deficitario”. El organismo concluye en su informe sobre el mantenimiento y la seguridad operativa de las estaciones del ramal, que “la empresa TBA no ha efectuado en su totalidad la presentación de los Planes de Mantenimiento referidos al período auditado, conforme a lo establecido contractualmente y a los lineamientos del Órgano de Control”. Y consideraba que “más aún, tampoco dio respuestas a los pedidos de aclaración y/o adicionales que se le efectúan sobre la documentación entregada”.
“En cuanto al material rodante, TBA no realiza un mantenimiento adecuado. Tampoco brinda respuesta técnica, en tiempo y forma, a las irregularidades detectadas por la CNRT mediante sus inspecciones de seguridad a dicho material”, agregó. Dicho informe de la AGN fue remitido al ex secretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime.

Los Cirigliano
Los hermanos Claudio y Mario Cirigliano no sólo son los dueños de TBA, la empresa que maneja el ramal Sarmiento. Tienen fuerte presencia en el transporte urbano y de larga distancia y además extendió sus brazos al exterior, con presencia en Brasil, Estados Unidos y Perú. También tuvo un polémico paso por el negocio de los seguros.
Gran parte de la expansión gigantesca que tuvo en las últimas dos décadas y es uno de los principales destinatarios de los subsidios al transporte. Según la Auditoría General de la Nación la empresa derivó recursos, que tenían como destino original la mejora del servicio, a financiar otros negocios propios y a la expansión del grupo.
La empresa fue creada por Nicola Cirigliano hace más de 50 años. Sus hijos Mario y Claudio son quienes lo siguieron. El Grupo opera un total de 40 líneas urbanas; 20 en Ciudad de Buenos Aires, 12 en Bahía Blanca y 8 líneas en la ciudad de Santa Rosa, La Pampa. También poseen la firma Sig SA y Transmedios (publicidad callejera).
El grupo incluye las empresas Cometrans S.A., Tatsa S.A. (carrocerías de colectivos), Emfersa S.A.(material ferroviario), TBA (Sarmiento y Mitre), Metrovías, Opportrans (metro de Río de Janeiro), Grupo Plaza (líneas metropolitanas 36, 61, 62, 104, 114, 124, 133, 140, 141 y 142; Ecotrans (136, 153, 317, 321, 322, 635); las líneas de larga distancia El Rápido Argentino, Plus Ultra y Mercobus; y el servicio de emisión de pasajes Pasaje Plus.
La directa relación de los hermanos Claudio y Mario Cirigliano con el ministro de Planificación, Julio De Vido, les permitió cerrar un gran negocio con Qatar, en enero de 2011. A través de Cometrans Qatar (filial de la empresa argentina), los Cirigliano consiguieron adjudicarse la importación de 8 millones de dólares diarios de gas.

No hay comentarios: