jueves, 22 de marzo de 2012

El Plan Argentina Trabaja aumentará salarios y dejará afuera a quienes no presten servicio

Cristina Rodríguez, concejal del FPV y coordinadora de una cooperativa que opera en Morón por el programa Argentina Trabaja, reconoció que el 80% de los beneficiarios no cumplen ninguna tarea y que eso le genera al Estado “un gasto sin ninguna contrapartida”. “Muchos creen que es un plan, no trabajan”, aseguró el lunes pasado.
Esta explicación obedece también a un cambio de eje en la política de asistencia social, que pondrá la lupa sobre el rendimiento productivo de los módulos que contrata y que emplean actualmente a unas 150 mil personas en el GBA. Para organizaciones sociales que cortaron accesos a Capital Federal, hace una semana, se trata de un “ajuste”.
El Polo Obrero, la CCC, Barrios de Pie y el MST exigieron "la extensión del programa al interior del país y a la Capital"; el "reconocimiento y efectivización de las cuadrillas de trabajo"; la "entrega inmediata de las herramientas, materiales y ropa necesarias para las tareas que se están realizando; la "garantía de continuidad laboral" y la "atención efectiva en obra social y seguro para todos". "El 14 de agosto se cumple un de trabajo en negro y precario, por debajo del salario mínimo, sin obra social, seguro, ni aportes jubilatorios. Realizan los descuentos pero las prestaciones no existen. Las herramientas, ropa de trabajo y materiales presupuestados para cada cuadrilla no llegan y la gente trabaja en malas condiciones", denunció Guillermo Kane, dirigente del Polo Obrero.
Cristina Rodríguez coincidió con la ministra de Seguridad, Nilda Garré, al calificar a aquellas protestas de “aprietes”. “Son sectores de la oposición, que se los incorporó por aprietes que han hecho. La gente de ellos no viene”, dijo. Según contó, en su cooperativa sólo el 20% asistía a trabajar. “En dos años no vinieron”, apuntó, molesta.

Cambios
La concejal admitió que el programa “no estaba funcionando bien”, ya que “faltaban módulos” para cubrir los puestos de trabajo generados. “Viene un cambio: no habrá más de 30 personas por cooperativa. Se asignan módulos con menos gente para un mayor control, que van a hacer las universidades”, sostuvo Rodríguez a este medio.
“Realmente había muchos cooperativistas que no estaban trabajando, era un nivel de gasto sin contrapartida”, indicó. Por eso ahora el Gobierno tomará sólo 30 mil beneficiarios, en una primera etapa, a los que se les aumentará el sueldo de $1.200 a $1.800. El aumento será “por presentismo y producción”, confirmó la propia edil.
- ¿Qué pasa con el resto?
- No trabaja... para muchos es un plan. Los que tienen modulo van a tener un aumento. El resto cobra $1.200 hasta que le llegue el módulo. Lo hemos sufrido porque hemos seguido trabajando en escuelas... pero del total, la mayoría no viene. Y no teníamos herramientas para sancionarlos. A partir de ahora el que no viene se dará de baja.
- ¿Cómo funciona el Programa?
- El Gobierno paga adelantos de obra. Es para trabajar, pero no se pudo implementar para todo el mundo los módulos.

No hay comentarios: