viernes, 23 de diciembre de 2011

Estudiantes de la UNLaM denuncian persecusión y buscan elecciones libres

Cuatro agrupaciones estudiantiles buscarán en los próximos meses que el Centro de Estudiantes de la Universidad Nacional de La Matanza, que tiene asiento en San Justo, tenga elecciones democráticas. En abril del año pasado cuatro listas opositoras no pudieron presentarse por lo que la Liga Federal (justicialista) no tuvo competencia. Militantes de La Barricada denunciaron en noviembre la agresión de personal de la institución a tres chicas que pegaban afiches por las instalaciones. Una dijo que castigan la militancia y al género.
Las denuncias contra el rectorado de la universidad, que sigue en manos de Daniel Martínez, tuvieron cierta repercusión en 2010 cuando la junta electoral del Centro de Estudiantes habilitó únicamente a la Liga para participar de la elección. Las agrupaciones Franja Morada, el Frente Oktubre (PTS, PO e independientes) y La Huella (MST, independientes y Barricada Estudiantil) no fueron oficializadas por no contar con todos los avales.
“El Centro de Estudiantes está conformado de manera ilegal, no reconocido por la FUA, porque tendría que haber habido elecciones y las suspendieron alegando que ninguna de las organizaciones cumplía con los requisitos, lo cual es mentira y, en todo caso, si fue así, se tuvo que haber llamado nuevamente a elecciones como teóricamente se manejaría legalmente. Pero no, ellos se quedaron con el Centro, manejado por la agrupación Liga Federal. Lo que se maneja adentro de la Universidad afuera no sale”, declaró Roberta, de La Barricada.
En 2012 será la convocatoria y hay presión de la militancia, incluida La Cámpora, para que haya elecciones limpias. Sin embargo, La Barricada denunció que a tres de sus integrantes las amenazaron por sus tareas de difusión.
El hecho en cuestión ocurrió el mes pasado cuando, según contaron en un comunicado, el secretario General de la UNLaM, José Paquez, junto a otro funcionario de la institución y la seguridad privada “agredieron físicamente a 3 estudiantes: dos de ellas pertenecientes a la agrupación Barricada y una estudiante de Trabajo Social”.
“Las tres compañeras estaban solas, pegando unos carteles y repartiendo algunos volantes en el patio de la universidad, cuando Paquez y sus hombres comenzaron a increparlas, a amenazarlas con que nunca iban a recibirse si seguían así y comenzaron a arrancar los carteles de la agrupación que expresaban reclamos estudiantiles”. Hubo, según esta denuncia, forcejeos y una pelea por un celular con que se grabó parte de la escena.
“En la universidad hay 40 docentes despedidos por pensar distinto a lo que opina el rector, Daniel Martínez.
En un lugar donde se debería promover el libre pensamiento, se agrede físicamente y persigue a quienes quieren expresar libremente sus ideas. Además hay una cuestión de género. En cómo te miran, de arriba abajo, y por las cosas que te dicen, que no se las van a decir a un compañero para incomodarlo”, aseguró Roberta.

No hay comentarios: