viernes, 23 de diciembre de 2011

DDHH: El jueves 29 darán a conocer el fallo sobre los crímenes en el Hospital Posadas

El juicio oral y público en el que se juzga al último presidente de facto Reynaldo Bignone (del 2/06/82 al 10/12/83) y a dos represores más por delitos de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino de detención que funcionó en el Hospital Posadas, culminará con el veredicto previsto para el próximo jueves 29.
Según la información brindada por la Comisión de Derechos Humanos del Hospital, ese día el Tribunal Oral Federal 2, integrado por los jueces Pablo Daniel Bertuzzi, Rodrigo Giménez Uriburu y Jorge Luciano Gorini escuchará las últimas palabras de los acusados. Tanto Bignone, como los represores Luis Muiña y César Hipólito Rafael Mariani son juzgados por los hechos ocurridos en marzo de 1976 en el entonces "Policlínico Profesor Alejandro Posadas", donde funcionó el centro clandestino de detención y tortura conocido como "El Chalet".
En tanto, Argentino Ríos, que integraba junto a Muiña el autodenominado comando de seguridad interna o Grupo SWAT, fue separado del juicio por "razones de salud" a poco de iniciarse el proceso. A Bignone se le imputan 15 privaciones de la libertad agravadas por la detención de trabajadores durante los primeros días de la “intervención”, decretada el 29 de marzo de 1976, siendo responsable del área de Bienestar Social de las Juntas.
Al ex jefe de la Brigada Aérea de El Palomar, Mariani, se lo responsabiliza por la privación ilegal de la libertad agravada de la querellante Gladis Cuervo, sobreviviente del `El Chalet` y de la Base Aérea. En tanto, a Muiña se le imputa su participación en la privación ilegal de la libertad y tormentos a los ex detenidos Cuervo, Jacqueline Romano, Marta Graif, como los asesinatos de los desaparecidos Jacobo Chester y Jorge Roitman.
Durante los alegatos, los abogados de la querella pidieron 25 años para cada uno de los imputados, mientras que la fiscalía pidió 25 años de prisión para Bignone, 12 años para Mariani y 20 para Muiña. Por su parte, el viernes pasado, las defensas de los tres imputados pidieron la absolución de sus clientes. El juicio oral que se realiza en los Tribunales de Comodoro Py, comenzó el 20 de octubre después de una larga espera que incluyó dos postergaciones y casi tres años desde que el juez Daniel Rafecas concluyera la instrucción de la causa.

El Golpe
Tras el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, se efectuó en el Hospital Posadas un operativo militar a cargo del Ejército. Durante la madrugada del 28 de marzo, las Fuerzas Armadas conducidas por el General Reynaldo Benito Bignone ocuparon el Hospital con tanques, helicópteros y personal militar fuertemente armado.
Más de cien soldados se apostaron en las entradas para efectuar la requisa violenta de pacientes y trabajadores. El Coronel Médico Agatino Di Benedetto, quien quedó a cargo del Hospital, seleccionó al personal detenido y torturado mediante "listas negras" y a través de resoluciones internas dispuso: “Requisa de las instalaciones y el inventario y recuento físico de bienes; la declaración en comisión a todo el personal; la identificación de personas y la investigación del personal supuestamente subversivo y/o colaborador; la detención de los presuntos activistas a quienes se les aplicó la ley de seguridad; la prescindibilidad del personal detenido y la prohibición de su entrada al establecimiento; y la prohibición del funcionamiento gremial”.
Entre el 28 y el 31 de marzo de 1976 más de 50 trabajadores y dirigentes gremiales fueron detenidos ilegalmente a punta de fusil y trasladados con destino desconocido por lapsos de tiempo variables (de 5 días a 9 meses). Fueron víctimas de golpes, vejaciones, secuestros, familiares lastimados y domicilios allanados y dañados.
“Todas las detenciones que se realizaron fueron ilegales, sin orden judicial ni apertura de causas penales a los detenidos. En investigaciones posteriores, todas las versiones que motivaron la ocupación militar del Hospital fueron desautorizadas y desechadas. En abril de 1976 se designó al Coronel Médico Julio R. Esteves como Director Interino. Se retiró el Ejército del Hospital y se organizó un sistema de vigilancia paramilitar coordinado por el Subcomisario de la Policía Federal Ricardo Nicastro. El grupo de tareas, autodenominado SWAT, comenzó una nueva etapa de represión dentro del Hospital, que fue aún más violenta”.

Fuente: TELAM y Comisión de DDHH del Hospital Posadas.

No hay comentarios: