jueves, 10 de noviembre de 2011

La UCR le restó otro concejal a Nuevo Encuentro, que igual controlará el HCD

El lunes pasado finalizó en La Plata el escrutinio definitivo de la votación realizada el 23 de octubre en este distrito, con la confirmación de que finalmente la UDESO obtuvo no uno sino dos concejales, por lo que a partir de diciembre el oficialismo contará con 12 de 24 bancas, en el Concejo Deliberante. Nuevo Encuentro pierde de esta forma tres concejales, pero conserva la presidencia del recinto, que tiene voto doble en caso de empate.
Tras los comicios, el oficialismo especulaba con la posibilidad de llevarse 7 de las 12 bancas que se pusieron en juego. No estaba ni siquiera claro a primeras horas de aquella noche si la UDESO había traspasado el piso necesario. Se sabía, en cambio, que el FPV y el Frente Progresista se llevarían, respectivamente, tres y dos escaños. Luego quedó abierta la posibilidad que, con la UDESO adentro, NE perdiera entre una y dos bancas más.
Finalmente, fiscalizadas las actas por la Justicia Electoral, el titular de la UCR de Morón y ex candidato a intendente, Edgardo Illa, confirmó a este medio que después de una década el radicalismo reingresaría en el HCD. “Estamos muy contentos. Personalmente no quería decir nada hasta tanto no estuviera en los papeles. El lunes estuve con la jueza Vergara en La Plata. Faltan algunas firmas, pero el resultado ya está”, tiró a Un Medio.
La nueva ecuación no cambia demasiado, pero hace un recinto más plural y representativo. En 2009, cuando el Acuerdo Cívico fue separado en la boleta municipal, tanto el radicalismo como la Coalición Cívica se quedaron en las puertas del Concejo. Para colmo, los dos concejales que ingresaron en 2007 ahora terminan mandato.
Es decir que el oficialismo se llevaba dos concejales arriba y ahora los perdió. De todas formas, no pierde el control del HCD. No sólo podrá desempatar una votación con la Presidencia, sino que tiene un bloque K de 5 escaños como aliados. O, por lo menos, así se manejaron durante el año corriente y a pesar de ser un año electoral.
Los concejales electos son, entonces: Damián Aguilar, Florencia De Luca, Gustavo Mosquera, María Virginia Veyga y Víctor Campagnoli, por el lado del Nuevo E; Santiago Muñiz, Gerardo Calabria y Jésica Penovi, por el FPV; Analía Zapulla y Adriana Kreiman por el FAP; y Mariana Mansilla y Marcelo Joaquim por la UDESO. Este último es el que bastaba confirmar y le sacó el lugar a Rogelio Franco (aunque en el caso del N. Encuentro es probable que algunos ocupen cargos en el Ejecutivo y dejen su lugar a otros de la lista). Joaquim preside el comité radical de Haedo, mientras que Mansilla proviene de la agrupación Celeste y Blanca del diputado Francisco De Narváez. Por ahora, se supone que ambos conformarán un mismo bloque.
El escrutinio también confirmó una tendencia: que el oficialismo gane en todas las localidades, con un total de 77579 votos para la categoría municipal, lo que representa el 41.7%. En segundo lugar se ubicó el FPV, con el 19.2%, seguido por el FAP, con el 12.5; la UDESO (9.1), Compromiso Federal (6.2), Frente Popular (6.04), FIT (3.1) y la Coalición Cívica (2.17). La votación en blanco alcanzó el 8.4%, sobre 186 mil votos positivos.

No hay comentarios: