martes, 4 de octubre de 2011

Camaño: "me temo que la profundización del modelo sea más de este populismo berreta"

La diputada Graciela Camaño presentó los candidatos locales del Frente Popular, que tiene al gastronómico Domingo Bruno a la cabeza, y aseguró de ninguna manera podría aliarse al kirchnerismo después de la elección, al considerar que “tienen una impronta muy especial” y que “no pueden teñir la Nación de un solo color”.
“Ahora todo se llama Kirchner –apuntó-. Ellos nos plantean que existe una raza superior. Y generan otras cosas, como el plan universal por hijo, que ¿quién puede estar en desacuerdo? Pero el tema es cómo. Con un decreto no, porque eso es una política de turno. Hay una gran diferencia entre el gobierno de turno y el Estado”.
“Es cierto que tiene acompañamiento el Gobierno, pero eso no me va a hacer cambiar la idea de la concepción política kirchnerismo. Mucho me temo que la profundización del modelo sea más de este populismo berreta que no se compadece con el siglo XXI. No es posible que la gente se tenga que hacer peronista para recibir un plan. No podemos teñir del mismo color a toda la Nación. No puede venir acá un funcionario que reparta sueldos”, explicó Camaño, sobresaltada entre consultas sobre la fresca deserción de Felipe Solá y la desaparición en el distrito de la fuerza que terminó segunda en la elección de 2009: Unión Pro.
“Queremos una jubilación estatal. Pero eso no me hace kirchnerista -agregó- . No quiero que la ANSES regale computadoras, pague las casas a Schoklender o financie la provincia de Santa Cruz. Que financie a los adultos”.
La diputada y candidata a ser reelecta se presentó en el bar La Intendencia la semana pasada, junto al diputado provincial del PRO Ramiro Tagliaferro, la candidata a diputada Marina Cassese, y el primer candidato a diputado provincial Héctor Eslaiman. Y los candidatos a concejales Alfonso Martínez y Néstor Longo.
A Bruno lo escoltaban también Luis Rapazzo y Viviana Rosetti, quienes lo enfrentaron en las Primarias de agosto. El segundo, por alcanzar la minoría, logró ubicar al segundo candidato a concejal, en un lugar casi de privilegio. Los tres intentaron mostrar unidad. Y se comprometieron en trabajar más allá de los comicios del 23.
- ¿Cómo evitarán que pase lo mismo que con Unión Pro?- le preguntó Un Medio al macrista Tagliaferro.
- Estamos trabajando buscando la unidad. No nos movimos un milímetro de donde estábamos. Francisco se alió con el radicalismo y Felipe es ahora independiente. Nosotros fuimos pioneros de este Frente Popular en el bloque de la Provincia. Esto se salda cuando tenés un proyecto en común. Es un fin y no un medio. Esto es a mediano y largo plazo. En esta mesa trabajamos hace rato. Había diferencias y fuimos consensuando después.
En tanto, Bruno aseguró que “no queremos que nos pase”. “Vamos a ser por mayoría el espacio anti oficial por excelencia. Queremos hacer un camino conjunto para ser alternativa. Si hoy entre todo el peronismo se logró una pequeña ventaja a Lucas Ghi. El mejor futuro es la forma de unificar criterios. Nosotros creemos ser la base de la propuesta. Ya que Sabbatella se hizo kirchnerista -dijo-, buscaremos que el peronismo sea anti K”.

Ay Felipe
Aunque insistió con las denuncias por “irregularidades” en agosto, Camaño dijo no poder “ignorar el resultado electoral”. “El kirchnerismo hizo una muy buena elección, lo cual nos obliga a trabajar mejor con la gente. Vivimos un crecimiento sobre decisiones políticas que se tomaron en 2002. Duhalde dejó un país un crecimiento –aclaró-. Ahora, planteamos que luego de 8 años kirchneristas no hay posibilidades para sustentar el proyecto y nos estamos perdiendo una muy buena oportunidad para dejar de transitar ciclos económicos”.
Estaba fresco el anuncio del diputado Felipe Solá de abandonar el bloque del Peronismo Federal. “La decisión de Felipe nos tomó por sorpresa. Hubo un primer impacto. Él tiene un problema muy serio en su bloque. No es bueno para el peronismo disidente. Pero es decisión de una persona. Participo de una decisión colectiva”, sostuvo. No obstante, cuando surgió la idea de someter la voluntad de la banca al partido por la que fue electa, Camaño se diferenció: “Tampoco creo en la disciplina partidaria irrestricta. A vos no te pueden decir qué votar. La banca le pertenece al pueblo. Lo que se tienen que castigar son las conductas en las urnas, con un sistema de elección donde se elija de a uno. Y por eso también apostamos a ir a una boleta única”.

No hay comentarios: