martes, 7 de junio de 2011

Scioli intentó mostrar el "éxito" de su plan de seguridad en la villa Carlos Gardel

El gobierno municipal y el entorno del gobernador se cruzaron fuerte tras un megaoperativo policial que terminó con una exposición de armas, drogas y autos secuestrados en la Villa Carlos Gardel, donde Daniel Scioli expuso su satisfacción por los “resultados contundentes” de 126 allanamientos realizados entre las Departamentales de Pilar, San Martín, La Matanza, Merlo y Morón. El sabbatellismo miró con recelo cómo el desarrollo de la noticia apuntaba hacia el populoso asentamiento y advirtió sobre la “estigmatización de la pobreza”.
Las diferencias no impidieron que el gobernador y el intendente, Lucas Ghi, compartieran un tiempo juntos, en la mañana del pasado jueves 26 de mayo. Scioli había bajado junto con el ministro de Seguridad, Ricardo Casal; el jefe de la Policía bonaerense, Juan Carlos Paggi; y el subsecretario de Niñez y Adolescencia, Pablo Navarro, su candidato local para las elecciones municipales primarias de agosto. Fue un encuentro de tipo “institucional”, compartieron las partes, aunque desde cada lado se acusaron mutuamente de querer sacar partido.
“Al jefe político de Ghi (el diputado Martín Sabbatella) critica la política de seguridad de la Provincia. Y cuando se hacen estos operativos exitosos no faltan los mismos funcionarios. Esto es contradictorio”, apuntó Navarro. Algunos medios reflejaron un presunto “malestar” de Scioli, aunque su propio hombre lo tuvo que desmentir.
Ese día, los títulos de la prensa, la foto, hicieron foco en el populoso barrio moronense. Los funcionarios de la comuna estaban furiosos. Es que la información oficial que salía de Gobernación parecía dirigida en aquel sentido.
“La mejor manera de responder cuando hay debates, es esto, con hechos y resultados”, difundió Scioli desde La Gardel, a través de una gacetilla en la cual apenas aclaraba que los operativos incluían “otros puntos” del Conurbano.
El megaoperativo había contado con 600 miembros de la Policía “y la colaboración de la Justicia, en el nombre del fiscal (de Morón) Alberto Ferrario, que llevó adelante la investigación que permitió la detención de 20 personas, y el secuestro de 126 armas de fuego, drogas (1.500 gramos de marihuana, 380 de cocaína), dinero en efectivo, 108 autos y 82 motos” (sic). Gran parte de lo secuestrado se exhibió desde La Gardel.
Más adelante, el secretario de Gobierno municipal, Diego Spina, explicó que “de los 20 detenidos, sólo una mujer era del barrio, a la que se le había encontrado un arma y droga”. “El resto era de otro lado. Salir a mentir así es estigmatizar un barrio pobre. Casal miente”, declaró Un Medio. Por su parte, fuentes de la comuna explicaron a Lucas Ghi se había acercado al operativo “enterado de los allanamientos” y para “garantizar que no hubiera excesos”. Por último, confirmaron que “nosotros estamos de acuerdo con las políticas de seguridad de - la ministra de Nación - Nilda Garré”, quien se mostró junto al intendente el mes pasado.

Fuego cruzado
Scioli y Ghi, referente local del otro candidato a gobernador que podría tener Cristina Kirchner si se presenta en octubre, mostraron caras distintas del mismo hecho. El mandatario provincial destacó que “no hay más lugares impenetrables”, que “la Policía va a ir a donde tenga que ir, para que en la Provincia se viva más seguro”; y dijo oficialmente que a los delincuentes “los vamos a ir a buscar uno por uno y los vamos a meter presos”.
Su referente, Navarro, contó también que “el presidente del Foro de Seguridad vino a agradecer el procedimiento”. Y apuntó: “Esto es cuidar a la gente buena del barrio. Esto tiene que caer muy bien entre quienes queremos vivir en una sociedad sin delitos y segura”. Según el funcionario, “se notaba la poca prevención, porque no hay cámaras de seguridad” y “la misma escena de cada barrio en Morón: chicos en las esquinas, tomando cerveza, sin presencia del Estado; lugares que ocupan quienes venden drogas a nuestros hijos”.
El intendente se sumó a la movida no sólo con su presencia. Comunicó que “la política de seguridad debe ser política de Estado y por eso estamos acompañando al gobernador en esta exposición de los resultados obtenidos en los operativos de distintos puntos de la provincia”, expresó Lucas Ghi. Y agregó: “Para nosotros construir ciudades más seguras es generar condiciones para mayor inclusión sin estigmatizar la pobreza”.
La comunicación oficial y partidaria del gobierno de Morón continuó con otras dos gacetillas: una que marcaba la realización de un área de esparcimiento, cuyo diseño está a cargo de los estudiantes de los monobloks. Y una carta que el Foro de Seguridad de Villa Sarmiento dirigió al intendente y a la UGC 7 para pedir por la restitución de la ex titular de la Comisaría V de Morón, Comisario Isabel Rodríguez, quien pasó a retiro. “Si bien tenía años de servicio, estaba dispuesta a seguir en actividad. No logramos entender la lógica de la decisión con la cual se la pasa a retiro cuando es evidente la falta de personal policial idóneo”, se firmó.

Charla sobre seguridad

Propuestas para una seguridad democrática”, se llama el documento que la semana pasada Nuevo Encuentro de Morón presentó públicamente en la Sociedad Italiana, con la presencia del intendente Lucas Ghi, el ex fiscal de Bahía Blanca Hugo Cañón y el profesor Mariano Ciafardini. El mismo resaltó que “se necesita de la conjunción de diversas miradas del campo nacional y popular para lograr una concreta transformación de la realidad”.

No hay comentarios: