martes, 3 de mayo de 2011

Una demanda salarial generó una parálisis en Tribunales

La Asociación Judicial Bonaerense completó una semana de protestas que incluyó el lunes pasado el corte de la calle Brown, a la altura de Tribunales, en función del conflicto que mantiene con el gobierno provincial. En principio, pide un 35 por ciento de aumento salarial para sus afiliados, cuando la Gobernación autorizó por decreto un 21%. El enfrentamiento se agravó cuando el fin de semana último diez dirigentes fueron demorados en una Ruta, camino a Sierra de la Ventana, donde pensaban escrachar a Daniel Scioli.
“Estamos reclamando un 35% para llegar al 70% de la ley porcentual. Esto es, de a poco, llegar a una justa distribución de la riqueza. La ley establece que la categoría más chica debe cobrar un 25% de lo que cobra un ministro de la Corte”, explicó el miércoles pasado María Inés Giménez, secretaria de la AJB delegación Morón.
Esa mañana, los judiciales planeaban cortar la autopista Buenos Aires-La Plata, para después reunirse con el ministro de Trabajo, Oscar Cuartango. Si no había acuerdo (al cierre de esta edición) estaban programados una marcha a la Casa Rosada, asambleas el jueves (por ayer) y un paro general este viernes. Tribunales ya había afectado sus servicios la semana pasada. El conflicto comenzó en marzo y mereció la intervención del Colegio de Abogados, que presentó “un amparo por el incumplimiento de la Garantía Constitucional del acceso a la Justicia y requirieron que se decrete la Conciliación Obligatoria, convocando a las partes a la audiencia respectiva con suspensión de las medidas de fuerza”, según reza un comunicado de la CAM en su Web.
“El gobierno jamás se sentó con nosotros. Sacó por decreto un incremento del 21% para nuestras categorías, un 26 el salario y los gastos funcionales de los jueces. Un Ministro de la Corte recibe 73 mil pesos con los gastos funcionales, cuando el ingresante recibe 2.500 con este aumento. El lunes hubo reunión con el ministro de Trabajo. Pero manifestaron que no tenían ninguna oferta. Nos pedían por la paz social hasta este miércoles. Pero para nosotros fue un ninguneo del Ejecutivo y por lo tanto no pensamos en levantar las medidas”, declaró Giménez, de camino a la capital bonaerense, al programa Punto de Encuentro (FM Siglo XXI).

Escraches
Los judiciales están que vuelan no sólo porque se demoró la respuesta, sino por cómo la Provincia reaccionó ante sus reclamos, aunque de nada salió en los medios. “El fin de semana largo un grupo de 10 compañeros se dirigía a Sierra de la Ventana para escarchar al gobernador. La Policía hizo un operativo en la ruta, los bajaron, los detuvieron dos horas y los escoltaron como si fueran criminales -contó María Inés- . Estos hechos se vieron reiterados el día que tomamos la Corte, con gente extraña vestida de civil que se fue mezclando entre trabajadores y 200 gendarmes impidiendo el paso. Por eso estamos denunciando estos hechos ante organismos internacionales, porque no puede pasar esto con un gobierno supuestamente popular y democrático”.
La secretaria en la Departamental, denunció también el encubrimiento mediático. “Hemos estado en Capital y ha salido 20 minutos de un mono Tití que se escapó del zoológico de La Plata y del reclamo nada. Nos comunicamos con todos los medios, escribimos en sus páginas y nos borran. El gobernador quiere evitar los escraches. Nosotros hicimos lo mismo en 2005 con Solá. No va a poder hacer campaña tranquilo”, insistió Giménez.
- ¿Cuáles la relación que tienen con el Colegio de Abogados?
- Una cosa es la relación con los abogados y otra con el Colegio, al cual escarchamos por la actitud que ha tenido tanto en la Departamental como en la Provincia. El viernes cuando tomamos el edificio nos hicieron 11 denuncias en la Fiscalía. Y está el caso de los abogados que nos expresa su solidaridad en las asambleas y hay un grupo de abogados laboralistas que plantea movilizarse en apoyo. Creo que el Doctor Barberis se está quedando solo. Es mucho más fácil para el trabajador judicial atacar un enemigo como el Colegio que al Ejecutivo, porque fiscalizó quien había ido a trabajar y quien no. El primero en caer va a ser el Colegio de Abogados. Saben muy bien que el trabajo en el Departamento Judicial lo hacemos nosotros, que movemos los expedientes. Lo que tendrían que hacer es insistir ante el Ejecutivo, hacer como la Corte, que reconoció que es un conflicto por responsabilidad del Poder Ejecutivo. Eso mismo tendrían que hacer todos los Colegios.


No hay comentarios: