viernes, 15 de abril de 2011

Scioli mostró a su candidato y desestimó darle control de la Policía al intendente

El gobernador, Daniel Scioli, desestimó el pedido del intendente, Lucas Ghi, para hacerse cargo de la Policía local al sentenciar que es la Provincia la que tiene “la responsabilidad de la seguridad”. Fue durante un encuentro en la Universidad de Morón, donde se cruzó con el jefe comunal, pero que utilizó para mostrarse junto a su candidato local Pablo Navarro, profesor de esa Casa de Estudios y a su vez funcionario del Estado bonaerense.
La visita del mandatario provincial se produjo el pasado miércoles 6, con motivo de la distinción que la UM le realizó al nombrarlo profesor “Honorífico” de la Carrera de Ciencias Políticas y Relaciones Institucionales de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales. El propio Scioli se encargó de aclarar que se trataba de una reunión “institucional”, aunque en verdad era un marco académico con mucho de político. Es que ese reconocimiento le fue entregado de manos de Navarro (subsecretario de Niñez y Adolescencia e integrante de la Rectoría) y por el rector Héctor Porto Lemma, ex diputado nacional del Frente para la Victoria (2005-2009). A la cita asistió Ghi, como anfitrión del municipio, como también intendente de Hurlingham, Luis Acuña; y el de Tres de Febrero, Hugo Curto (compusieron una foto que era impensable hace poco tiempo atrás).
Se sabe que la Gobernación alienta sus propias listas de adhesión, en respuesta a las colectoras K. Y que en Morón Navarro es su referente. Aunque se negó a definirlo como su “candidato”, lo elogió: “Ha hecho un gran trabajo en la Provincia. Tiene un gran prestigio en Morón, pero hoy no venimos a hablar de política - se atajó ante una pregunta - . Agradezco al intendente que nos ha acompañado, es una reunión institucional. Está el rector, Pacho O’ Donell. Para mí es un honor tener a un hombre como Pablo dentro de mi equipo de Gobierno”.
Cierto es que Scioli ha mantenido buenas relaciones con el gobierno local. Pero desde aquí se encargaron de marcar las diferencias políticas sin medias tintas. “Todo somos víctimas de la incapacidad de Scioli”, declaró el secretario de Gobierno municipal, Diego Spina, consultado sobre la marcha por seguridad que aquél mismo miércoles salió de Morón Norte, pasó por las puertas de la UM y terminó en el palacio municipal (ver aparte).
La convivencia, así, parece exagerada por un mismo compromiso con la Rosada. Está claro que mientras el sabbatellismo combate la baja de la edad de imputabilidad, Navarro y todo el sciolismo la impulsa con fuerza. En materia de seguridad lo institucional se desborda por lo político. “¿usted va a acceder al pedido del intendente de ser el jefe de la Policía en Morón?”, le preguntó un periodista al gobernador: “Los municipios pueden aportar mucho, pero la responsabilidad de las seguridad es provincial - le respondió- . Articulamos mucho con los municipios, con las cámaras de monitoreo o la compra descentralizada de patrulleros”. - ¿Habló con el intendente de temas de gestión? ¿No sé si sabe que acaba de pasar una marcha por seguridad?
- Al Lucas Ghi lo acabo de saludar recién, cuando llegué aquí. Escuchamos todos los reclamos, entendemos. Estamos dando una dura lucha contra el delito, contra la droga; y la educación es un instrumento fundamental de prevención, como el trabajo, las políticas sociales; el programa Envión, que está haciendo Pablo.

Descentralización

Fuera de lo común, Scioli se tomó unos minutos para hablar con la prensa local. Fue a metros del Aula Magna donde recibiría el galardón acompañado por su esposa, Karina Rabollini. “Es un gran honor estar en esta Casa de Estudios, uno siente que el esfuerzo vale la pena, en especial cuando el reconocimiento viene de una universidad con una influencia tan positiva en la vida de los jóvenes de su sociedad”, dijo. Y agregó: “Para tener una Argentina más competitiva se necesitan profesionales. Por eso hay que integrar las universidades al sector productivo. Se han creado cinco. Esta universidad fue pionera en la carrera de Turismo”.
En ese sentido, reivindicó el plan de regionalización que presentó a la Legislatura (ver recuadro). “Hay que descomprimir el Conurbano y reindustrializar el interior, generar arraigo. Y para eso tenemos que programar más parques industriales. Llevar el transporte y la energía necesaria. Por eso el rol de las universidades es fundamental. Para saber qué vamos a producir, con qué recursos humanos, con qué financiamiento”, explicó Scioli.
“En estos tres años y medio he descentralizado como en ningún otro gobierno. En términos reales tienen 20 por ciento más de coparticipación, con fiscalías descentralizadas, con delegaciones del Ministerio de Trabajo. Todo fue orientado a acercar a los municipios a las demandas ciudadanas”, dijo el gobernador a Un Medio.

Diputados analiza proyecto
El presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia, Horacio González, encabeza desde hace algunas semanas una serie de regiones con funcionarios (el primero fue Santiago Montoya, titular de BAPRO) y los bloques políticos para sacar adelante el plan de Regionalización que giró al recinto el gobernador Daniel Scioli.
“Hubo una conclusión de todos los diputados que estuvimos presentes, y es que este proyecto tiene que ver con políticas de Estado y no tiene que mezclarse con una campaña electoral. Hemos empezado a trabajar para quitarle el color político a la propuesta, poniendo por encima el interés de mejorar la calidad de vida de los habitantes de la Provincia”, explicó el titular del Cuerpo parlamentario. “Vamos camino a tener una ley que será muy beneficiosa para todos y que tiene que ver con la provincia de los próximos 30 años”, vaticinó González.

Seguridad: reclamo de los vecinos y denuncias del municipio
Minutos antes de que Daniel Scioli bajara en la cancha de Deportivo Morón en su helicóptero oficial, en el atardecer del miércoles 6, un grupo de vecinos de Morón Norte marchaba por Seguridad. Según dijeron, fue pura casualidad, ya que la convocatoria había sido prevista con mucha antelación. Pero la marcha pasó por las puertas de la Universidad de Morón, donde estaba el mandatario bonaerense. Luego los recibiría Lucas Ghi.
La convocatoria había tenido lugar en la esquina de Azcuénaga y Cabildo. “Todo nace a principios de diciembre, cuando en una reunión de cumpleaños asaltaron a la familia y se quisieron llevar a una de las hijas del dueño de casa. Empezamos a juntarnos para pedir prevención”, contó un coordinador, sin dar su nombre.
Siempre se apostó a llegar a la sede municipal. “Necesitamos ser escuchados por la Municipalidad, por la Policía. Y no tuvimos mucha respuesta. Pedimos podar los árboles y arreglar las luminarias. Después de las 7 se pone muy complicado el asunto. Han entrado a casas y robado a transeúntes”, contó un vecino a este periódico.
La marcha terminó cuando la comuna abrió sus puertas. “Los vecinos entregaron un petitorio. También los recibió el intendente. Quedamos en reunirnos la semana que viene”, explicó al día siguiente Diego Spina, secretario de Gobierno y Seguridad del municipio; que disparó: “todos los barrios tienen riesgos de delito, no particularmente esta zona. Los índices son menores al resto de la provincia. Pero hay un fracaso de las políticas de seguridad y sociales que llevaron a esta situación. Todo somos víctimas de la incapacidad de Scioli”.

1 comentario:

Anónimo dijo...

ES SABIDO QUE PABLO NAVARRO VA A SER EL NUEVO INTENDENTE DE MORON. CHAU GHI, POBRE NAVARRO EL QUILOMBITO QUE LE DEJAN...