domingo, 13 de marzo de 2011

Sin pistas sobre candidaturas, De Narváez habló sobre inseguridad en Morón

El diputado nacional de Unión Celeste y Blanco y candidato a gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Francisco de Narváez, afirmó el pasado jueves 24 de febrero que en Morón la gente “tiene problemas que deben empezar a ser resueltos, desde el soterramiento de los cruces del ferrocarril hasta los problemas de inundaciones que en algunos barrios se padecen desde hace cuarenta años, pero fundamentalmente el avance del delito”.
En su corto paso por el distrito, donde visitó la sede de la Asociación de Comerciantes e Industriales (ACIM), y tras reunirse con miembros de su espacio político, así como con dirigentes del peronismo, De Narváez insistió en su discurso con eje en “la seguridad”, al reiterar que “el avance del delito hace que seamos víctimas de una condición de la que hay que terminar y salir”.
“El delincuente es quien debe tener miedo y no al revés. Y en Morón se vive con miedo, estés donde estés. Y esto hay que cambiarlo”, apuntó.
Antes había definido a esta región del Conurbano como un “pulmón generador de empleo, de actividad comercial, por eso hay que recuperar un Morón pujante, no ir en contra de las cosas que están bien hechas, pero sí ir por esas que demuestran que hay un gobierno que ya está fatigado y debe ser sucedido por un nuevo tiempo político que, no tengo dudas, nosotros vamos a encabezar”.
De Narváez prefirió no hablar de nombres para las candidaturas, tanto en el orden local como respecto a su acompañante en la fórmula para la Provincia. Y eludió responder quién será su candidato a Presidente, al indicar que “estamos acompañando un proceso de elección de candidaturas, tanto en el Peronismo Federal como en el Pro, pero sabemos que nuestro deber es defender los intereses de la Provincia de Buenos Aires”, esquivó, para no herir susceptibilidades y ante la mirada de los legisladores provinciales Damián Cardoso, Ramiro Tagliaferro y Mónica López; de los concejales Marcelo González, Margarita Guarana y Vanesa Sosa; del titular del PJ local, Domingo Bruno y del dirigente Mario Nigrelli.
Finalmente, el diputado cuestionó los cambios realizados por el gobierno de Daniel Scioli en la cúpula de la Policía Bonaerense, al considerar que “esos cambios se dieron a destiempo. Si se hubieran hecho en el momento preciso, antes de los hechos de José León Suárez y Baradero, tres personas estarían con vida. Argumentar desde ese lugar es un error”.

Campaña y seguridad
El vicepresidente de la Comisión Bicameral de Seguridad de la Legislatura Bonaerense, Damián Cardoso, no dudó en apuntar contra la gestión municipal y la vinculó con el caso del avión argentino que aterrizó en Barcelona cargado con más de novecientos kilos de cocaína, luego de haber partido de la Base Aérea de Morón. “No tengo ninguna duda de que todo este hecho toca al Municipio de Morón, más cuando el intendente está alineado con el Gobierno Nacional de Cristina Kirchner, lo que nos preocupa doblemente, porque los controles que se pueden hacer en este tipo de predios dependen de Nación, cuando podría tener injerencia el Municipio en ellos. Esta sociedad política entre el kirchnerismo y (Martín) Sabbatella, y que permite que Morón sea exportadora de drogas, a los vecinos y a los dirigentes nos pone en alerta”, disparó.
Y agregó que “Morón no sólo vive la inseguridad que es común a todos los distritos, sino que además estamos muy preocupados porque hoy el municipio es conocido en Europa como una escala de exportación de drogas. Aquellos que soñamos con un aeropuerto internacional para impulsar la industria y el comercio nos encontramos con que hoy somos conocidos por este hecho, y nos preocupa toda esta situación”.
Para Cardoso, la administración local está pendiente de un Martín Sabbatella “abocado a otro proyecto, desinteresado por Morón, por eso pretendemos que cuando llegue el momento encontrar a la persona que esté en mejores condiciones de representar las ideas políticas de nuestro espacio, pero que además sea sensible al electorado de Morón”.
En eso coincidió el precandidato a intendente Domingo Bruno, quien señaló que “es el momento de juntar esfuerzos para tratar de desbaratar toda esta pandilla que se ha enquistado en Morón y que no representa a su pueblo. Ceo que si somos capaces de tener la altura de juntarnos, sería un hecho importantísimo”, para el distrito. Y aunque remarcó que su candidata a gobernadora es la diputada nacional Graciela Camaño, “no tendría ningún problema, si hay un acuerdo nacional o provincial, en que sea Francisco de Narváez, porque me parece un dirigente que está a la altura de las circunstancias”.

“Todo puede pasar”
El peronismo, opositor en Morón, sueña con un candidato único que le haga fuerza a Lucas Ghi. “Voy a trabajar para el que mejor mida: sea Bruno, Navarro, Bonapelch o Tagliaferro (el único de las filas macristas que se anotó en la carrera). Cualquiera menos los candidatos kirchneristas”, señaló Cardoso. En esa estrategia también anhela un De Narváez gobernador y “Scioli Presidente”. Como están las cosas “todo puede pasar”, apuntó.

Bruno está lanzado
Ante unos 400 asistentes, el titular del PJ local, Domingo Bruno, lanzó oficialmente su candidatura a intendente. Fue el 16 de febrero, durante un plenario de su agrupación, al cual asistió el ex senador provincial Horacio Román, y los ex concejales Oscar Álvarez, Yolanda Tevez y Mario Nigrelli, entre otros. El referente de la CGT Azul y Blanca postuló también las candidaturas de Eduardo Duhalde y Graciela Camaño en Nación y Provincia.

No hay comentarios: