domingo, 13 de marzo de 2011

Para la Fiscalía, Bellini modificó la escena del crimen

Finalmente, el dueño del boliche Pinar de Rocha, Daniel Bellini, llegó a juicio por la muerte de su pareja, Morena Pearson, a quien hallaron muerta el 21 de marzo de 2008. La Fiscalía acusa al empresario de asesinato. Para comprobarlo, el Tribunal Oral Nº 1 realizó el miércoles último una reconstrucción del hecho en la casa del imputado, donde la bailarina encontró su final. Hay versiones encontradas de Gendarmería y la Policía.
La diligencia se extendió entre las 11 y las 16 en la casa situada en Brasil 10, de Villa Sarmiento. Pearson fue hallada muerta de un tiro en la cabeza dentro del vestidor de su habitación. La vaina se halló en un zapato de Bellini. Y hacia él apuntaron varios SMS que la víctima había enviado al padre temiendo por su vida.
Pero tras revisar la habitación donde fue hallado el cadáver, los peritos de la Policía Científica de Morón reiteraron que el hecho podía responder tanto a un homicidio como a un suicidio. En tanto, los especialistas de Gendarmería y el perito de la defensa, Luis Alberto Olavarría, concluyeron que, de acuerdo a la trayectoria balística y el lugar donde quedó la vaina servida, Morena se suicidó, según indicaron a la agencia TELAM.
Lo mismo sostuvo una de las abogadas del empresario, Raquel Hermida Leyenda, quien remarcó que "la hipótesis de homicidio es inverosímil porque habla de una postura improbable de quien dispara". Uno de los fiscales del caso, Adrián Flores, se colocó en la posición del presunto homicida y mostró cómo Pearson pudo haber sido asesinada desde atrás. "Quedó claro a la vista de los jueces que teniendo en cuenta las manchas de sangre y los otros rastros que quedaron, pudo tratarse de un homicidio. Fue un día valioso", afirmó el vocero judicial.
El juicio se inició el 1 de marzo con Bellini preso y acusado de los delitos de homicidio agravado por el uso de arma y la portación ilegal de la pistola 9 milímetros con mira láser con la que Morena se suicidó o fue asesinada.
El primer día del debate, el padre de Morena aseguró estar convencido de que Bellini mató a su hija. En tanto, al declarar el jueves 3 frente al TOC 1 de Morón, Bellini aseguró que se trató de "un suicidio de manual" por los trastornos psiquiátricos derivados del grave cuadro de bulimia que padecía su pareja de entonces.
Para la Fiscalía, el empresario baleó a la chica de 23 años tras una discusión y luego modificó la escena del crimen. “Me han demonizado. Si tengo un defecto es que soy un animal de trabajo. No tomo, no fumo, no me drogo y acá algunos tratan de ponerme un perfil ‘gangsteril’. A Pinar vienen a bailar familias enteras”, dijo Bellini, quien estuvo preso en los ’90 por falsificación de dólares y luego se transformó en el dueño de la noche en la Zona Oeste. Su desparpajo le permitió cruzar al fiscal Marcelo Varona Quintian, quien admitió durante el interrogatorio no conocer el boliche de Bellini, donde trabajaba Morena. “Si quiere, puede ir. Este fin de semana es carnaval y va a estar bueno”, le dijo. ““Yo quiero ir al ‘megajueves’”, acotó el fiscal.

No hay comentarios: