martes, 14 de diciembre de 2010

Los agentes corruptos podrían pasar entre 5 y 10 años en la cárcel

Dos agentes de Tránsito de esta comuna podrían pasar entre 5 y 10 años en la cárcel acusados de pedirle coimas a un vecino que había dejado su camión estacionado en una calle de El Palomar. Fueron detenidos in fraganti el pasado 30 de noviembre tras un operativo montado entre la Fiscalía 4 y la Municipalidad. Y desde ese entonces permanecen detenidos. La carátula de la causa es “extorsión”, un delito no excarcelable. La investigación nación a raíz de un comentario que había llegado a oídos de otro vecino: el intendente, Lucas Ghi.
Los inspectores en cuestión son Félix Prestes y Edgardo Cifuentes, quienes según señalaron al cierre de esta edición fuentes judiciales habrían participado de al menos “cuatro hechos” extorsivos. “Podría haber más”, trascendió. La investigación recién comienza. Por lo pronto, está probado que ambos pedían dinero al dueño del camión, cuya identidad se reserva, para no remolcarlo por dejarlo estacionado en una calle donde estaba prohibido. Para eso se les montó una trampa. Fueron detenidos cuando portaban los billetes marcados por la Justicia.
El proceso se inició a través de la Secretaría de la Transparencia, que dirige Hernán Sabbatella, y de la Oficina Anticorrupción, adonde el Ghi recurrió primero para frenar el ilícito y hacer pagar a quienes lo cometían. “A través de un vecino le llega al intendente esta situación irregular. Nos contactamos con el hombre e iniciamos una investigación. El coordinador de Anticorrupción se hizo pasar por pariente de este señor para hablar con los agentes. La idea era agarrarlos in fraganti”, comentó Sabbatella, concretada la detención.
Iniciados los mecanismos legales, no hubo más que esperar a que cayeran. Es que los agentes habrían tenido al menos tres hechos similares, ante la misma persona. La UFI 4, a cargo del fiscal Alejandro Jons, marcó los billetes y envió a un funcionario a hacerse pasar por un pariente de la víctima. Pagó $300 y los dejó en evidencia.
“Es importante destacar esta política de combatir las redes delictivas que puedan estar funcionando, aunque, me corrijo, son sólo casos aislados. El gobierno no va a tolerar la mínima conducta irregular por parte de los empleados municipales”, declaró el secretario de Transparencia al programa Punto de Encuentro (FM Siglo XXI)
Los agentes implicados están ahora imputados por el delito de “extorsión”, que prevé entre 5 y 10 años de cárcel. No es la primera vez que el gobierno local acciona contra empleados deshonestos. Aunque también la O.A. ha recibido críticas de la oposición y el Sindicato Municipal por no tener una autonomía real del poder Ejecutivo.

No hay comentarios: