viernes, 12 de noviembre de 2010

El sabbatellismo despidió a Kirchner con dolor propio

La muerte de Néstor Kirchner afectó a todo Nuevo Encuentro, que ideológicamente se había puesto a la par del Gobierno, por más que no compartieran la misma estructura política. Y por eso, no fue de extrañar que el diputado Martín Sabbatella asistiera al funeral que tuvo lugar en el Salón de los Patriotas Latinoamericanos el 28.
El ex intendente aseguró a la salida que "Kirchner permitió correr la barrera de lo posible", tras lo cual apostó a “seguir por este camino”. Cristina "tiene las mismas características" para hacerlo que Néstor, recalcó.
El miércoles 27 Sabbatella publicó en su facebook que estaba "tremendamente conmovido por la muerte de este gran dirigente argentino como Kirchner, quien nos deja un vacío enorme, tan grande como la huella de su paso por la historia de nuestro país”. Las manifestaciones le generaron sensaciones mezcladas. “Es muy fuerte ver cómo la sociedad desde distintos rincones del país expresa este sentir de estar presente”, sostuvo el jueves.
Sabbatella y Néstor habían compartido escenario por última vez en Morón en septiembre, cuando junto a la Presidenta, Cristina; y al intendente, Lucas Ghi, protagonizaron un acto en el marco del Plan Federal de Viviendas. En el barrio Carlos Gardel, visitaron una de los hogares reurbanizados. Sin hacer conferencia, Néstor llegó a escuchar ese mediodía cuando el cronista Fernando Sierra “de la Paco” (así se presentó, en referencia a la Agencia de noticias “Paco Urondo”), le preguntaba si Sabbatella podía ser su candidato a vicepresidente. “Es un gran dirigente”, respondía evasivo el titulara del PJ, conocedor del pensamiento del anfitrión. Sierra fue, a la postre, uno de los miles de militantes (Movimiento Evita) que desfilaron frente al ataúd.
En el mundo político nadie se anima a especular públicamente, aunque está claro que puede haber diferentes reacomodamientos. Sabbatella, por lo pronto, expresó que “La Presidenta con todo su coraje podrá profundizar” el camino. “Tenemos que ratificar nuestro compromiso con ese rumbo iniciado por Kirchner”, indicó.

Duelo
Por su parte, la comuna se sumó al duelo nacional decretado por la Presidenta para los días 27, 28 y 29 del mes último. “Expresamos nuestro acompañamiento, apoyo y solidaridad en este momento tan triste”, indicó Ghi.
“Quiero manifestar mi más profundo dolor por la pérdida de un hombre que recuperó el valor de la política y que transformó para bien nuestro país con el proceso de cambio que puso en marcha”, comunicaría el jefe comunal.

Dolor por otra muerte
Un sorpresivo paro cardíaco terminó con la vida del ex funcionario y actual dirigente del Encuentro por la Democracia y la Equidad Gustavo Fernández. El fallecimiento se produjo durante un partido de fútbol que funcionarios de la comuna jugaban en un club del distrito, como suelen hacer habitualmente, el pasado 25 de octubre. La militancia lo veló en Castelar y lo homenajeó a través des páginas partidarias de Internet y en facebook.
Fernández era hermano de Guillermo, uno de los cuatro fugados de la Mansión Seré, y fue, entre muchos otros, testigo en el juicio por los crímenes de Lesa Humanidad que se cometieron en ese centro clandestino de detención de la última dictadura. Ya en el sabbatellismo, se desempeñó como subsecretario de Relaciones con la Comunidad, donde tuvo a cargo la Dirección de Derechos Humanos, y fue secretario de la UGC 1 de Morón. Gustavo tenía 48 años y había decidido este año salirse de la función pública para dedicarse a su vida personal.


Papá por primera vez
El jueves 28 por la tarde nació Victoria, la primera hija del intendente, Lucas Ghi (30), y de su esposa Cecilia Bermúdez (directora de administración de Infracciones en la Justicia de Faltas). La beba pesó 2,950 kg y llegó por cesárea en una clínica del partido. “Con Cecilia estamos viviendo el momento más feliz de nuestras vidas. El nacimiento de Victoria es un momento único y maravilloso que nos llena de alegría”, dijo el papá.

No hay comentarios: