sábado, 23 de octubre de 2010

Caso Arroyo: piden una "reacción" oficial

Los padres, familiares y amigos de Nicolás Arroyo, el joven asesinado el 3 de septiembre en Castelar Sur, se volvieron a movilizar tanto en Morón como en Capital Federal, adonde participaron junto a las Madres del Dolor de los pedidos de mayor seguridad. Tras algunas declaraciones fuertes, Alberto Arroyo, el padre de la víctima, explicó que la intención no pasa por “crear polémica”, sino por llamar la atención del gobierno y las autoridades.
El 9 de octubre fue la última convocatoria realizada frente a la Municipalidad, donde se congregaron cerca de 500 personas, unas 200 menos de las que marcharon a Plaza de Mayo hace ocho días y en un marco más amplio. Aquel sábado, en la esquina de Brown y San Martín, los seres queridos de Nicolás desplegaron una bandera que rezaba “pedimos Justicia”, que pasearon por las principales calles de la estación. Ante la prensa, Norma Cruz, madre del chico, no se guardó nada: “Viene el día de la Madre y no tengo a mi hijo. Esto a la Presidenta le tiene que llegar. Porque su hija se va a New York, pero acá en el Conurbano no dura un día sin custodia”.
Un poco más tranquilo, Alberto reiteró esta semana la plegaria a Cristina. “La Presidenta vive en su mundo. Nosotros no tenemos nada que perder. Por eso con respeto se lo decimos. Pero ellos no tienen problema, viven con custodia”, afirmó a Un Medio. De inmediato, contó que no su familia no recibió respuesta alguna a estas palabras que salen por los medios: “No quieren crear polémica. Queremos que reaccionen, pero no contestan”.
El caso Arroyo está en pleno proceso de instrucción. Dos sospechosos fueron liberados (no fueron reconocidos en las ruedas de testigos), en tanto que otro sigue detenido. “El fiscal está juntando pruebas y pidió una prórroga para poder dictar la prisión preventiva”, informó Alberto. Además, se está a la espera de que la Gobernación anuncie una recompensa para obtener datos que le permitan llegar al presunto autor material.
La discusión de fondo va por otros carrilles, políticos y mediáticos. “No sabemos si han que hacer nuevas leyes, o hay que cumplirlas. Nos estamos asesorando para poder pedir”, destacó el padre de Nicolás, quien por este caso empezó a relacionarse con otras víctimas, por ejemplo la familia del modelo asesinado Diego Rodríguez.

Clausura

La comuna clausuró el maxikiosco frente al cual fue asesinado Nicolás Arroyo. El negocio funcionaba en Blas Parera 2062, pero fue sancionado preventivamente por vender alcohol fuera del horario permitido. Fue en el marco de un operativo por el cual se clausuraron otros 4 comercios, por motivos similares.

Caso Guinch, más polémica
Vecinos y organizaciones pusieron el grito en el cielo al enterarse de que podrían quedar en libertad los menores sospechados por el crimen de Gustavo Guinch, el heladero asesinado en noviembre último en Morón Sur. Se sospecha que los detenidos formaban parte de una banda de auto partes automotor, pero el 17 del mes próximo cumplirán un año de arresto, por lo que la Justicia deberá dictarles la prisión preventiva o liberarlos.
A Guinch le dispararon siete veces, a quemarropa, cuando regresaba a su comercio. Karina, la hermana, manifestó su “preocupación” porque “dentro de poco podrían salir en libertad” los adolescentes que están detenidos por el caso. “Y como sus hogares son desastrosos, la posibilidad de volver a matar está latente”, declaró.
Según contó la mujer, “las pruebas contra los acusados son muchísimas, incluso se halló el arma homicida, sin embargo seguimos esperando que el juicio se realice”. Y agregó: “pedimos audiencia con el gobernador Scioli y el ministro de Seguridad, Ricardo Casal, para que conozcan en profundidad este caso, que se repite mucho con menores acusados, que nunca son juzgados y quedan en libertad, tras lo cual siguen cometiendo delitos”.

No hay comentarios: