lunes, 11 de octubre de 2010

“Esto es muy importante para el Conurbano”

Pasaron más de diez años desde aquel brindis en el Salón Mariano Moreno, con el cual el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales (STMM), Carlos Rodríguez; y el entonces flamante intendente Martín Sabbatella recibían el 2000 y celebraban el cierre de una etapa y el comienzo de otra en el gobierno local. La relación había comenzado en la campaña electoral de 1999 pero se rompería dos años más tarde, cuando la crisis económica y de la Alianza le ofreció al PJ la posibilidad de retomar el poder mucho antes de lo imaginado.
Fueron días de paros, gomas quemadas, salarios congelados, denuncias de complot y una rivalidad política elemental. Pero todo eso cambió, de a poco. A tal punto que hoy Rodríguez y el actual intendente, Lucas Ghi, comparten una mirada parecida a favor del Gobierno Nacional y en contra de los vecinos caciques del PJ.
El 23 de septiembre, Rodríguez le volvió a estrechar la mano a un jefe comunal en Morón, luego del plan para efectivizar trabajadores de planta temporaria. Recordó que esta era “una demanda histórica” y no tuvo pruritos en reconocer que se logró un avance mucho mayor al de otras comunas que son de su mismo color político.
“Esto lo venimos reclamando hace mucho tiempo desde nuestra organización. Un compañero contratado en el Estado es un fraude laboral, porque no tiene los mismos derechos y no puede ni conseguir un crédito. Por eso, dejar 600 efectivos de acá a fin de año es muy importante”, señaló el secretario gremial de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo), organización que declaró la guerra a los intendentes del PJ, a quienes responsabiliza por la frustrada derogación de la ley provincial 11797, que en 1998 impidió que en los estados locales existan paritarias y que llevó del 3 al 1% la antigüedad que se integra al salario básico municipal.
Aunque tampoco aquí se pudo lograr esa restitución, al menos la promesa quedó en pie. “La antigüedad es parte de la discusión con el intendente. Lo que ocurre es que se dejó para otra etapa. Por lo menos se pudo discutir, como el tema de la carera de enfermería. Ahora se viene discutir por el salario para el año que viene”, dijo Rodríguez. Y afirmó: “Esta mesa de diálogo que se conformó le conviene a los gremios y al intendente”
- ¿Esto sirve para llevar a otros municipios?
- Estoy viajando para Azul – comentó el viernes 24, un día después del anuncio de Lucas Ghi - y la verdad es que me llevo la copia del acta firmada. Faltó la frutilla del postre, pero es un paso importante. Se está efectivizando en muchos lugares. Pero la solución definitiva pasa por una ley en la que podamos tener paritarias.
“Esto para el Conurbano es muy importante. Porque los intendentes se golpean el pecho hablando de Justicia Social y todavía no han hecho nada por los trabajadores. Morón nos da lo que no nos dan los caciques del Conurbano, muchos intendentes de la FAM como Alberto Descalzo. Tampoco pidamos todo a Morón”, advirtió. -
¿Cuál es la situación actual de los empleados municipales?

- La carrera del municipal se perdió. Si efectivizamos 600 trabajadores de un tiro es porque se rompió la cadena. El problema de cuando se pierde la carrera municipal empieza en cada comuna la ventaja política: dejan efectivo al que milita, al que va a los actos. Pero el trabajador responde a la comunidad, no a un intendente.


No hay comentarios: