jueves, 23 de septiembre de 2010

Mesa sindical se alineó con la candidatura de Duhalde

Con el argumento de que “la coyuntura histórica actual nos llevó a una división del movimiento obrero”, 42 organizaciones político sindicales presentaron la Mesa Duhalde Presidente en Morón. Si bien se aclaró que no representan una central paralela, porque de hecho algunos de los miembros adherentes militan en gremios oficialistas, la presentación en sociedad y la firma de un documento crítico hacia el Gobierno apareció justo antes de que el sector “moyanista” convoque a la “normalización” de la CGT regional, que tiene el mandato vencido.
El gastronómico Domingo Bruno, titular del PJ local y secretario saliente de la CGT Morón, encabezó la convocatoria a la Mesa en un local partidario propio ubicado en Morón Norte. “Apoyamos a Duhalde para Presidente, y el candidato a intendente se definirá más adelante. Por su puesto me propongo”, explicó a la prensa.
Y aclaró: “No nos vamos a constituir como otra CGT, pero es una posición política, porque ellos han armado una corriente sindical con Kirchner”. Bruno terminó su mandato en la central pese a estar enrolado en la Azul y Blanca de Luis Barrionuevo, gracias a un acuerdo con Camioneros y gremios independientes. Pero la tregua finalizó y ahora cada bloque trabaja políticamente: el 30 de este mes, los dirigidos por Hugo Moyano, más otros sindicatos oficialistas como ATSA y APM, buscarán conducir a la CGT Regional en sintonía con Nación.
La división es compleja. A la Mesa se presentaron dirigentes como Oscar Rizzo (62 Organizaciones), de la UOCRA; o Alfredo Conde, de Unión Docentes Argentinos, gremios que responden al oficialismo. En cada caso aclararon que actuaban como representantes de las agrupaciones políticas de esos sindicatos, y no por sus sindicatos. Entre otros, firmaron Pascual Grillo (Viajantes), Walter Anzorena (Remiseros) y Luis Solari (OPSTTA).
El documento fue concreto: “Entendemos que los intereses que se defendieron durante estos últimos años nada tenían que ver con nuestra patria, sino que representan la patria del capital personal”. A la hora de los argumentos, se pusieron en fila. “Aumentó la mortalidad infantil y tardaron seis años en darse cuenta de que hacía falta implementar la asignación por hijo”, se despachó Conde. “En lugar de respetar los convenios de trabajo toman gente en negro a través de cooperativas o dan subsidios para tener la gente cautiva”, denunció Rizzo.
En la volteada, por su puesto, cayó el propio Moyano. Anzorena lo acusó de querer “hacerse dueño del movimiento”. Y los Kirchner. “Duhalde cumplió y cuando salió de la crisis convocó a elecciones”, agregó Rizzo. Bruno, en tanto, se lamentó por la división de los gremios y tomó como ejemplos a Brasil, Chile y Uruguay por sus procesos a largo y mediano plazo. “Acá hay una desocupación encubierta de 30 por ciento”, desafió.

No hay comentarios: