jueves, 23 de septiembre de 2010

Grassi, condenado, sigue libre; el Obispado "no emite juicio"

El lunes pasado el Tribunal Oral Nº 1 de Morón decidió mantener en libertad al condenado sacerdote Julio César Grassi. La Fiscalía y los abogados de la querella habían solicitado su prisión efectiva, debido a que el fallo que lo condenó a 15 años por abuso de menores agravado fue ratificado el martes 14 por la Cámara de Apelaciones.
El apoderado del Comité por los Derechos del Niño, Juan Pablo Gallego, había adelantado a Un Medio que recurriría al Juzgado de Garantías si Grassi no era detenido, aunque reconoció que durante el proceso hubo contemplaciones extraordinarias para un cura que a su criterio debería ser “reducido a laico” tras el fallo de Cámara.
El Obispado de Morón, en cambio, publicó un tibio comunicado en el que “no emite juicio ni comentario alguno sobre el caso en el cual se encuentra involucrado el padre Julio Grassi, y espera la sentencia definitiva que ponga fin a este proceso judicial”, considerando que el fallo sería apelado a la Corte (por la defensa).

No hay comentarios: