jueves, 5 de agosto de 2010

Zulema Palma: "Hubo una marcha atrás del Gobierno" sobre el aborto no punible

La negación oficial que el Gobierno nacional hizo sobre una guía de protocolo para los casos no punibles de interrupción del embarazo, generó malestar entre los integrantes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. “Estos vaivenes no son ingenuos”, rezó un comunicado de la organización. Zulema Palma, de “Mujeres al Oeste”, culpó a la Presidenta y a la Iglesia Católica por “no aplicar la ley”. Y denuncio que, además, “en algunas zonas del GBA tampoco entregan los DIU”.
“No tenemos en claro lo que pasó oficialmente. Sí tenemos la visión de que hubo una marcha atrás de una resolución que está firmada y que tiene un número. Hubo una marcha atrás del Gobierno ante las presiones de siempre, seguramente”, explicó Palma, entrevistada por el programa “Punto de Encuentro” (de FM Siglo XXI).
La polémica surgió cuando un diario publicó la guía que por resolución ministerial 1184/10 apareció en el portal oficial del Ministerio de Salud, pero a las pocas horas el titular de dicha cartera, Juan Manzur, salió a negarla.
“La guía venia a solucionar un problema. Y ahora puede que lo empeore. En 2007 había una guía que no se dejó publicar porque Cristina y su ministra Ocaña no estaban de acuerdo. Ahora hubo un cambio en el Ministerio, en el área de Salud Reproductiva, y entonces sacaron esta otra guía. Después se retractaron”, dijo Zulema.
La dirigente feminista distinguió entre las gestiones de de los dos Kirchner en materia reproductiva. “Me parece que en este caso Cristina y Néstor no están pensando lo mismo. Kirchner está de acuerdo, pero Cristina tiene otra mirada y otra posición ante la Iglesia. Nosotros hacemos una lectura política y el aborto en la sociedad tiene una posición distinta a la de la Presidenta. Manzur tampoco es - Ginés - González García”, interpretó.
“La guía no hacía otra cosa que cumplir con la Ley, en los casos de violación o de peligro en la salud de la mujer. Así se puede aplicar el aborto sin intervención del sistema judicial, que es lo que temen muchos profesionales. La mujer firma un consentimiento. Y basta con una declaración jurada o con la denuncia de violación”, explicó la titular de Mujeres al Oeste. Y continuó: “La guía dispone de la objeción de conciencia para los médicos, pero la institución en la cual trabajan debe cumplir con su función”. De esa forma, ningún hospital o institución privada se puede negar a una intervención siempre que esté dentro de lo que marca la Ley.

Sin cura
Palma responsabilizó a la Iglesia por presionar para que no se practiquen abortos, así como también actuó en contra de la ley de matrimonio igualitario. “Los curas no tienen idoneidad moral para debatir esto, con tantos pedófilos”, dijo. Y sostuvo que en un debate político no se deben involucrar las “creencias religiosas”. De todas formas, acordó en que hay sectores católicos que participan de la Campaña. “Hay una organización de mujeres y hombres católicos que están de acuerdo con la anticoncepción, la educación sexual y el aborto. Los que tienen que accionar son los legisladores. No importa lo que diga la Presidenta”, apuntó a la radio la mujer.
“La realidad es que las mujeres vienen abortando en pésimas condiciones y que todos los días muere una mujer por estas cosas”, sostuvo. Hay unos 500 mil abortos al año en el país, aunque no se cuenta con datos oficiales.
“Hay una sordera particular cuando están en juego las mujeres. Y hay políticos, como Ricardo Alfonsín, que todavía dicen que no es tema para debatir. Cómo que no - se preguntó Palma - . No podremos ponernos de acuerdo con algunos puntos, pero en otros sí. Porque la mayoría de la gente está cambiando. Antes un 21% de la población pensaba que la mujer podía decidir un aborto. Hoy en día llega casi al 60 por ciento. Casi toda la población cree que se puede abortar en caso de la violación. Los que no han cambiado todavía son los políticos”.

No hay comentarios: