viernes, 9 de julio de 2010

Hebe: "No miren a los políticos corruptos; miren a los Sabbatella y a los Kirchner"

Muchos me dicen que se hizo cargo. ¿Se hizo cargo de qué?”, se preguntó Hebe de Bonafini, en referencia a las declaraciones que el ex dictador Jorge Rafael Videla vertió durante el juicio que se le sigue en la Justicia de Córdoba por el fusilamiento de 31 presos políticos en el Penal de San Martín. “Lo dicen para confundir”, se contestó la titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, que el martes 6 de julio abrió un ciclo de charlas en el polideportivo, en el marco de los festejos por el décimo aniversario de la Casa de la Memoria y la Vida.
La noticia del día anterior todavía estaba fresca. Hebe acusó al diario Clarín de tergiversar los hechos. Esa mañana el matutino porteño había titulado “Videla reivindicó ‘todo lo actuado’ en la represión, al romper el silencio”. “Ellos hicieron posible el asesinato de nuestros hijos. Sacaron grandes títulos. ‘Mueren en enfrentamiento 16 jóvenes’. ¿En qué guerra mueren 30 mil personas de un lado y tres del otro? Basta de creer en la teoría de los dos demonios. Videla reivindica el aniquilamiento”, sostuvo ante un público muy cercano.
Otras madres, el intendente Lucas Ghi; el diputado Martín Sabbatella y la concejal K Cristina Rodríguez se fusionaron en aplausos en una sala repleta. Bonafini se fue en elogios. A los jóvenes, los convocó a militar, “con o sin partido político”. Y les dijo: “No miren a los políticos corruptos. Miren a los Sabbatella. A los Kirchner”.
La invitada realizó estas definiciones en una entrevista pública que realizó el periodista Javier Romero. Al ser consultada sobre su militancia política, negó ser parte del kirchnerismo. Aunque explicó: “Apoyamos a Cristina y a Néstor, con sus virtudes y defectos. Pero si hay cosas que cambiar, las tenemos que construir entre todos. Y si estás trabajando junto a ellos tenés todo el derecho de cambiar, porque hay mucho que hacer”.
Hebe confió que “las Madres no aceptamos candidaturas, pero hacemos mucha política”. De hecho, su organización se transformó de una asociación de Derechos Humanos, a una herramienta de acción ejecutiva y hoy es casi una pata del Estado. “Tenemos casi 6 mil familias con su casa. En el Chaco, Santiago, Buenos Aires”, contó. También adelantó que se viene un canal exclusivo, además de otros proyectos que se piensan en conjunto con países de la región: “Trabajamos por el Banco del Sur. Es lo que nos va a liberar de los yanquis”.
Siempre de lengua punzante, Bonafini también le agregó humor al encuentro, como cuando se le preguntó por el futuro de Madres. “Siempre me preguntan qué va a pasar cuando me muera”. Risas. “Hemos previsto la muerte – respondería finalmente - . Y por eso tenemos gente joven a cargo de todo: la radio, la universidad, la imprenta, la librería, todo. No hay nada que no manejen los jóvenes. Nosotras estamos para retar”.
“Somos un grupo muy fuerte, que hace 36 años vamos juntas a todos lados, aunque discutimos mucho por todo”, relató Hebe, envuelta en su pañuelo blanco, antes de recibir un reconocimiento del municipio por su trayectoria.

No hay comentarios: