viernes, 14 de mayo de 2010

Menores: más pobres y con menos incidencia en el delito

La captura en Morón de un joven al que señalaron como el autor del atentado contra el ex futbolista Fernando Cáceres, que casi muere en un intento de robo en Ciudadela el año pasado, reabrió el debate sobre la peligrosidad e impunidad de los menores. Un tema recurrente en el que suelen caer los ideólogos de la mano dura, pero que tiene un tratamiento mediático y político al menos desigual con las dificultades que atraviesa especialmente la franja de los chicos y adolescentes que habitan la Provincia de Buenos Aires y el GBA.
Un relevamiento presentado por el Observatorio Social Legislativo (ver recuadro), dependiente de la Cámara de Diputados de la Provincia, muestra cómo las causas procesales a menores apenas alcanzan al 4.34 por ciento del total, según datos de la Procuración de la Corte Suprema bonaerense. La cifra es alarmante, claro, porque habla de 28.900 IPP (Investigación Penal Preparatoria) iniciadas en el Fuero Penal Juvenil durante el ’09. Pero sólo el 1% de ese cúmulo de delitos corresponde a homicidios. La tasa de IPP realizadas sobre menores de 18 años, durante el año pasado, llega a 6.6 en el Departamento Judicial de Morón (12.1 en San Martín).
Pero más alarmante son todavía algunos indicadores sociales presentados por el OSL en relación con los adolescentes. Si bien los números oficiales presentan un descenso de la pobreza y la indigencia entre ’03 y ’06, hasta reducirlos a menos de un dígito en la Provincia, la tendencia comenzó a revertirse en los últimos años. Y parece hacer mella en los más jóvenes. De acuerdo al INDEC, el 16.8% de la población de entre 15 y 19 que habita en territorio bonaerense, cayó en junio de 2009 debajo de la línea de la pobreza. Los chicos de 6 a 14, llegaron al 22.3%. Estas divisiones socioeconómicas se miden a partir de los ingresos por cápita y familiar.
En junio de 2009, para el INDEC, la canasta alimentaria se encontraba en los $144 por persona. Y la básica total en $325. Con ese indicador se tomaron los índices arriba descriptos, alarmantes pero cuanto menos cautos. Hoy, la canasta básica llega a los $515, pero para los organismos privados la cifra se duplica y hasta triplica.
Otro segmento investigado por el Observatorio corresponde a la educación, factor clave en el desarrollo de la adolescencia. Según publicó en su informe 2009, la sobre edad en el ámbito escolar llegó en Morón al 33.1%, siendo el promedio provincial del 18.9%, en el ámbito privado; y del 48.2% entre las escuelas estatales.
El abandono escolar llegó al 13.2% en Morón 2009, cuando el promedio bonaerense fue del 8.2% en el sector privado; y del 18.2% en el sector público. La “repitencia” (de grado) fue del 7.1% en Morón. Y llegó al 3.8% en las escuelas privadas de la Provincia (sube al 10.5% en las públicas, en relación a la población estudiantil).
En otro orden, el OSL informó que el 50 por ciento de las muertes adolescentes en Morón en 2008 (12) obedecieron a causas externas (suicidios, homicidios, accidentes, etc). El promedio en la Provincia fue del 60%.
La maternidad adolescente es otro dato clave para entender las dificultades del medio. En 2008, en Morón nacieron 395 bebes, producto de embarazos en madres menores de 18 años. Esto representa el 8% de los nacidos en total en este distrito, en aquel período. En la Primera Sección electoral el índice crece hasta el 12.5%.
El estudio estadístico elaborado por el Observatorio Social Legislativo fue presentado para líderes de la Primer Sección Electoral por el presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia, Horacio González, en su propio pago chico, Ituzaingó, hace 15 días. “Es un instrumento de suma importancia para quienes tenemos responsabilidades institucionales, ya que nos permite analizar las normativas vigentes y realizarles un adecuado control y seguimiento”, argumentó el legislador.

No hay comentarios: