viernes, 14 de mayo de 2010

Ghi intenta reflotar el proyecto aeroportuario en Morón Sur

En estos dos años que tiene por delante, el intendente Luchas Ghi tratará de seguir atando esos cabos que quedaron sueltos en el mapa de realizaciones que dejó incluso su antecesor, Martín Sabbatella. Uno de los emprendimientos más ambiciosos de la gestión municipal es convertir a la ex 7ª Base Aérea de Morón Sur en un polo industrial aeronáutico y en una alternativa para las salidas aéreas internacionales que capitalizan Ciudad de Buenos Aires y Ezeiza. Por eso, en el marco del Air Festival 2010, el jefe comunal aprovechó la visita de la Ministra de Defensa, Nilda Garré, para adelantar en proyectos acordados durante la década pasada.
El encuentro tuvo lugar en la Base, el viernes 30 de abril, cuando se inauguró el festival de la Fuerza Aérea. Allí, según fuentes oficiales, la funcionaria “se comprometió a avanzar con el proyecto Parque Industrial Aeronáutico de Morón. En diálogo con Un Medio, el jefe comunal explicó: “La ministra y - el jefe de la Fuerza Aérea, Brigadier Normando- Constantino comprobaron que jerarquizamos todo el perímetro del predio. Sobre ese respaldo es que queremos profundizar el vínculo. Dada la logística, la pista, el lugar y la relación que tenemos, la idea es relanzar el polo industrial para ponerlo al servicio de la industria de defensa. En una alianza con Brasil podemos ser proveedores de la industria aeronáutica”.
El proyecto es complejo y necesita de muchos engranajes públicos y privados. En el mandato de Sabbatella, Defensa firmó una carta de intención que le daba al municipio algunas atribuciones. Por eso, Ghi llevó a Garré a recorrer el parque público que fue creado recientemente detrás del hangar donde funciona el Museo Aeronáutico, como así también la primera etapa del Parque Lineal Santa María de Oro, arteria que fuera asfaltada hace pocos años.
“Tenemos un convenio marco con Defensa por distintas iniciativas – explicó el intendente-. Lo que se estipula son varios objetivos. Hay una declaración de principios que expresa la voluntad de ambos de pensar cómo desarrollar esas 550 hectáreas. Y prevé objetivos específicos. Los dos primeros los ejecutamos: una era la plaza del museo aeronáutico, lo que permite vincular al barrio; y la parquización de Santa María de Oro y el corredor verde. Esto lo pudimos hacer porque el Ministerio permitió correr 15 metros el cerco perimetral de la Base”.
Los próximos ejes, continuó diciendo a este periódico, son “relanzar nuestro PITAM, con la idea de fabricación y reparación de aviones”. “Primero debemos tener el proyecto. Para el PITAM necesitamos el consentimiento del Ministerio y a los inversores privados”, sostuvo Ghi.
- ¿Se habilita la pista para vuelos comerciales?
- En principio no. Pero el sistema aeroportuario va a necesitar de pistas alternativas. En ese sentido lo que pensamos es de qué manera podemos explotar este potencial que tenemos, en el mediano plazo. Hay una transferencia de responsabilidades y de competencia a un nuevo órgano, el ANAC, que depende del Ministerio de Planificación. El control del espacio aéreo depende de este organismo, con el que ya tenemos vínculos. Se llevaron una sorpresa con lo vieron.
Por lo pronto, hay un proyecto más factible, que es aprovechar las tierras que están a los costados de la pista de aterrizaje (40 a 70 hectáreas) para que, mediante comodatos, se construyan campos de deportes y recreación. La idea es que sean utilizados por sindicatos y escuelas.

Historia
La ex Base Aérea de Morón Sur es sede actualmente del Instituto Nacional de Aviación Civil (INAC), dependiente del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, organismo creado con el nombre de Escuela Nacional de Aeronáutica el 27 de diciembre de 1937. Desde 1973 funciona en el predio que ocupa el Aeródromo y cuenta con una pista de aterrizaje de 3000 metros de extensión habilitada para la operación de aeronaves del tipo comercial.

No hay comentarios: