miércoles, 21 de abril de 2010

Duhalde tuvo su operativo retorno en Morón

Pegar donde duele. En su regreso a Morón, ahora como precandidato a presidente por el PJ Eduardo Duhalde cumplió con uno de los a-b-c de la política: tomó algunas palabras del discurso de los K y los criticó por no cumplir con lo que pregonan. En este caso, distribuir la riqueza entre empresarios y trabajadores. “Un trabajador que gana 1.500 pesos es pobre. Eso no puede pasar en un gobierno peronista”, tiró a la tribuna, el jueves pasado, en el Club ’77.
Duhalde encabezó un acto montado por el titular del Consejo Justicialista de Morón, Domingo Bruno, quien buscará, dijo, la Intendencia en 2011 (ver recuadro). Por eso, el anfitrión dejó ver su nombre en una gigantografía y, por eso también, fue uno de los tres oradores que tuvo la tarde. La otra fue la diputada Graciela Camaño, a quien instalan como precandidata a gobernadora (al menos por la línea Azul y Blanco, de Luis Barrionuevo, su esposo).
Al ex Presidente se lo esperaba temprano, a las 17, para reunirse, primero, con consejeros y congresales justicialistas. Pero la actividad se suspendió, supuestamente por un malestar de Duhalde. Esto hizo que el acto central empezara un poco antes de lo previsto. Aún cuando la concurrencia había superado ampliamente las expectativas. El primer piso del ’77 se colmó con apenas 1.600 personas, debido a que habían dispuesto cerca de 600 sillas. Entre planta baja y la calle pasaron “otras mil”, dijeron en la organización. Los números dejaron a todos con una sonrisa gigante, por tratarse de un distrito donde este sector de la ortodoxia peronista anti K no tiene representación en el recinto, hoy dominado por el sabbatellismo y el FPV.

Recoger banderas
En su discurso, Duhalde agradeció el apoyo del barrionuevismo y de las 62 organizaciones, porque, dijo, “estamos trabajando para recuperar uno los planteos básicos de Perón, que él llamaba renta laboral”. En ese sentido, sostuvo que el reparto de la riqueza debía ser “mitad para los trabajadores y la otra mitad para el sector empresario”. Así, criticó el nivel de los salarios, y aprovechó para pegarle a la CGT, la cual, afirmó, “sólo sirve para favorecer a los amigos”.
Si resaltar la situación económica de los sectores más vulnerables de la sociedad, bastión histórico del peronismo, era de manual, Duhalde también leyó el a-b-c de los K y por eso no entró en polémicas con los Derechos Humanos. Es más, pidió “no echarle la culpa a este Gobierno” por la distribución de la riqueza actual. “La semilla fue sembrada con sangre y fuego por la Dictadura, que estableció una política especulativa, rentística y usurera, que le sacó preponderancia a los empresarios y trabajadores para dársela al sector financiero”, sostuvo.
Un coro de militantes con banderas argentinas también parecía estar a tono con la nueva política. Duhalde pidió la “unidad nacional” y puso como ejemplo a Pepe Mujica. “Este hombre estuvo preso diez años y no sale a sembrar semillas de rencor”, sostuvo el ex gobernador.

Candidaturas
Duhalde llamó a todos a participar en junio de 2009 a la interna del PJ. Aseguró ante la tribuna que “no habrá dedo”. Y explicó: “En cada distrito se están incorporando militantes a esta línea del Federalismo. Haremos un padrón y, con ese padrón propio, haremos una interna”.
Estamos con mucho entusiasmo”, concluyó Domingo Bruno, jefe del PJ local, tras el acto de Duhalde. El anfitrión, apoya al ex Presidente en la interna de 2011 y reconoció que, si puede, luchará por la Intendencia. “Quiero jugar en Morón”, sinceró sus objetivos a este medio.
Para Bruno, la elección de Duhalde será clave. “En Morón solo no nos alcanza, tiene que haber un arrastre nacional”, sostuvo. Aunque aclaró que no irá por afuera, si pierde en la interna.
- ¿Se juegan todo dentro el PJ?
- Siempre por dentro, esperamos revalidar títulos e imponer a Duhalde. Se va a respetar el que pierde acompaña, que es lo que estamos pidiendo. Con un sector K lo tengo acordado y con otro no. Un sector ya lo entendió. Además, por nueva ley, el que juega y pierde debe acompañar.

De retornos y de seguridad
Promediaba la década del ’90 cuando al bloque de concejales del PJ se le ocurrió nombrar por ordenanza a Morón como la “capital del retorno”, en alusión al aterrizaje que hizo el General en junio de 1973, desviándose, por razones de seguridad, de la ruta natural que era Ezeiza. Salvando las distancias, el paso de Duhalde, el jueves pasado, también tuvo su historia.
En rigor, Duhalde retornó porque pasó varias veces por este distrito como gobernador y se lo recuerda bien, porque en su gestión permitió reactivar el Parque Industrial La Cantábrica (en la quebrada ex metalúrgica). Por ese predio de Haedo también pasó como Presidente. Pero de 2003 a esta parte el FPV le venía propinado varias derrotas, en Morón, como en la Provincia.
El regreso de Duhalde a Morón se logró merced a que el actual titular del PJ local apoya su candidatura presidencial. Tuvo mística. Y también un minucioso cuidado. “Duhalde va a ser puntual y va a estar rodeado por mucha seguridad: policial y privada”, anunciaba uno de los organizadores del acto programado en el Club 77. No fue para menos. El acto empezó antes de lo previsto, aunque quedaba mucha gente afuera. El ex Presidente contó con gran protección. Era imposible llegarle. Su retorno tuvo, definitivamente, un marcado sello de operativo.

No hay comentarios: