martes, 16 de marzo de 2010

Sabbatella va por el aborto legal; el PRO rechaza "cualquier proyecto" de ese tipo

Cientos de actividades oficiales y políticas compartieron tiempo y espacio el lunes 8 de marzo para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, una fecha que tiene distintas lecturas, según el cristal con que se la mira. En su nueva etapa como diputado, Martín Sabbatella (foto), no se quedó en gestos y presentó, conjuntamente con su bloque de Nuevo Encuentro, un proyecto de ley que despenaliza el aborto hasta la semana 14 de gestación en cualquier caso. La propuesta, aunque con diferencias, está en sintonía con la ley española que se reformó días atrás; pero se suma a unos 55 proyectos anteriores que naufragaron en el Congreso.
La iniciativa lleva la firma del ex intendente moronense, Vilma Ibarra, Carlos Heller, Ariel Basteiro y Jorge Rivas. "Es imprescindible que la legalización del aborto se instale en la agenda legislativa de 2010 - señalaron los diputados -. Venimos trabajando desde hace tiempo esta temática consultando opiniones de especialistas y de numerosas organizaciones civiles".
"Es necesario dinamizar los proyectos existentes, reforzando los consensos. Esta iniciativa es muy importante porque propone legalizar el aborto hasta la semana 14 de embarazo, como se ha hecho recientemente en España. Si esta ley se aprueba en Argentina estaremos dando un gran paso respecto de los derechos humanos de las mujeres", destacaron en un comunicado.
En los últimos 25 años el tema no pudo ser llevado al recinto, aunque las consecuencias de los abortos clandestinos no caducan. El Ministerio de Salud estima que se producen alrededor de 400.000 al año, siendo esta una de las principales causas de mortalidad materna. Con distintos matices, fuerzas del arco progresista han venido dando el debate en los medios, pero sin lograr ningún avance en serio. Ni siquiera los diputados de un gobierno que se define como la izquierda nacional han podido colar el tema. El año pasado, la titular de la comisión de Familia, Niñez y Adolescencia, Juliana Di Tulio, fue despilfarrando tinta sin perder por eso un gramo de incondicionalidad K. Entre otros temas, le dejaron en el cajón un proyecto de asignación universal por hijo y otro sobre el casamiento gay. En setiembre de 2009, en el Día contra la Violencia hacia la Mujer, en Radio Nacional le preguntaron por qué no había podido llevar al recinto su propio proyecto para legalizar el aborto.
“Creo que porque trae controversia en el recinto. También la trae en la sociedad, pero creo que allí está más saldado. Lo lamentables es que no se dé el debate en la Cámara. La sociedad se lo pregunta y se lo responde. El Congreso tiene presiones y temores”, dijo; y agregó: “También porque – su bloque - espera a que el Ejecutivo dé una señal, favorable o negativa”. Está claro que la Presidenta se declara en contra del aborto, aunque obviaron ese guiño.

Pro es Anti
El mismo lunes, el diputado bonaerense del Pro Ramiro Tagliaferro repartía rosas en Morón y Castelar. Mientras otros apuntaban a reivindicaciones políticas y derechos sociales, el macrismo salió con una consigna a favor de “las únicas creadoras de bebés”. Un Medio consultó al legislador sobre esta visión que sin aparecía como a contrapelo de una ley de aborto.
- ¿Por qué se refieren a la mujer como una creadora de bebes?
- Porque es un don y un talento único. Las políticas de género a veces son una forma más de discriminación. La mujer moderna tiene los mismos derechos que los hombres. La madre de mis hijos es una profesional y es natural. También reconocemos a las grandes mujeres que consiguieron sus derechos. Nos parece una causa justa. Pero en el día de la mujer quisimos hacer un mimo y un reconocimiento a una capacidad única que es poder dar vida.
- ¿Está de acuerdo con el proyecto que presentó Sabbatella?
- No. Tampoco salimos a hacer una campaña en contra de eso, porque ni lo leí. Fue una coincidencia. Pero creo que vida es compleja y no se pueden resolver las cosas matando. Pasa por ser responsable desde la concepción. Es lo que piensa la doctrina social de la Iglesia.
En su carácter de creyente, Tagliaferro se aferra a “la vida desde la concepción” y se manifiesta en contra de cualquier tipo de interrupción del embarazo, fuera de lo que marca actualmente el código civil. “La Iglesia sólo lo acepta en casos de riesgo de vida de la madre”.
- ¿El PRO tiene alguna propuesta para resolver el tema de los abortos clandestinos?
- Hay un enfoque preventivo, educativo y de conciencia. Es una falsa dicotomía legalizar para que haya menos abortos. Es parecido al consumo de droga. “Liberemos el consumo y el consumo va a bajar”. No es así. Para disminuir la cifras de abortos hay que educación y prevenir.

No hay comentarios: