martes, 16 de marzo de 2010

Funcionarios K fumaron pipa de la paz con el gobierno de Morón

El cambio de intendente, pero no de signo político, dejó abierta la posibilidad de algunos cambios en la relación estratégica que venían desarrollando los gobiernos de Morón y Nación de 2003 a 2009. En una de sus primeras acciones, al joven Lucas Ghi no le tembló la voz para salir a denunciar la extraña selección que hacía el Ministerio de Desarrollo Social sobre los inscriptos del programa Argentina Trabaja. Tanta fue su necesidad, que el mismo día que el tema llegó a los diarios, a fines de enero, el Gobierno atribuyó todo a un “error”.
(foto: Román,Boudou y Zabaleta)
Para hacer las pases, el Ejecutivo envió no sólo un adelanto para financiar el plan, sino toda la partida presupuestaria de una vez (ver recuadro). No es para menos, tratándose de un municipio amigo, cuyo líder político es un aliado estratégico en la ahora opositora Cámara Baja.
Pero ese no fue el único dato que afianzó las relaciones entre los K y los S. Hace algunos días, dos referentes que parecían irreconciliables se dieron la mano, sellando un pacto de no agresión que contiene a por lo menos tres de los cuatro concejales del bloque Frente para la Victoria.
Dicho encuentro reunió a dos dirigentes que dividieron su camino en los noventa. Uno, Diego Spina, se alineó al Frepaso y desde allí se convirtió en uno de los hombres de mayor confianza de Sabbatella. Ahora es el secretario de Gobierno de Lucas Ghi. El otro, Juanchi Zabaleta, fue secretario del ex senador provincial Horacio Román, candidato a intendente en ’03, y hoy es subsecretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Economía de Nación.
Desde el 2001 hasta este año Juanchi y Spina, ex compañeros de la agrupación Lista Verde de Román, se odiaron con ganas. El actual funcionario municipal no ocultó su conformidad por la apertura del diálogo y tildó al encuentro de “informal y ameno”. Roto el hielo que los distanció por las peleas político-electorales, fumaron la pipa de la paz. Esto significa, en términos políticos, que, aún con matices, habrá apoyo K a las acciones del gobierno local y viceversa.
¿Hay un acuerdo?
“Lo que hay es un entendimiento de la dirigencia por reconocer un camino recorrido Sabbatella y una apuesta por el gobierno de Lucas Ghi. Hubo un encuentro con dirigentes del Frente y estamos contentos de que exista el diálogo, pero no hubo ningún acuerdo como se lo entiende en la política”, explicó Spina al programa “Punto de Encuentro” (FM Siglo XXI).

Una mano ayuda a otra
El jefe de la bancada K, Claudio Román, no fue testigo de aquella reunión personalísima, pero comenzó a desandar con Zabaleta un camino de entendimiento con la comuna. El 3 de marzo se reunió en el Ministerio de Economía para analizar cómo podrían colaborar con Lucas.
“Tuvimos una reunión con el ministro, Amado Boudou, para destrabar algunas cuestiones en Nación. El Flaco - por Zabaleta - labura con el tema de las tierras de la ONABE”. En la última elección, cuando fue candidato a concejal (testimonial) Juanchi había acusado a la administración local de falta de gestión: Nación promete desde 2003 traspasar tierras que eran del Ferrocarril para ampliar el parque industrial y construir un complejo habitacional en Haedo.
Claudio Román agregó que también se hará presión para el saneamiento y entubamiento del Zanjón Martínez, en Castelar Norte; y la urbanización completa de la Villa Carlos Gardel. “Tratamos de agilizar y en el sentido de ayudar. Más allá de nuestro papel opositor, hay que ser serios. Lo que critico de la oposición nacional no lo puedo hacer en Morón”, dijo a Un Medio.
Aunque la palabra suene mal, los K y los S reconocen que quieren estar cerca para aguantar el avance de “la derecha”. Y hasta se acepta como lógico que existe una correlación entre el apoyo que se le dará a Lucas y lo que vote en el recinto Martín. “El acercamiento de Sabbatella al Gobierno nos hace dudar de algunas cosas, porque él tiene madurez”, adujo Román.
No obstante, el concejal tampoco quiere hablar de arreglo. “Lo que planteamos es que lo que está bien no lo vamos a votar en contra. Si podemos dar una visión y votar cosas juntos el beneficiado es el vecino. Queremos discutir las políticas de estado con el Municipio”, agregó.
- ¿Cuánto tiene que ver en esto lo que vaya a votar Sabbatella en Diputados?
- No es porque apoye el uso de las reservas. Eso también sería hipócrita. Eso suma, pero también la política local. Creo que ahí es la mirada integral que tenemos que tener. No hay un pacto, o como se llame. Es una señal de maduración política -, sostuvo Román, el miércoles pasado, un día antes de que reciba a Néstor Kirchner en Ferro con el Movimiento Evita.

No hay comentarios: