jueves, 12 de noviembre de 2009

Stolbizer y Sabbatella, con dudas sobre la reforma

Aunque entre ellos se abrió un océano de distancia, Martín Sabbatella y Margarita Stolbizer, ambos vecinos de Castelar y electos como diputados nacionales el 28 de junio último, marcaron serias diferencias con el proyecto de reforma política que impulsó la Presidencia. El líder del Nuevo Encuentro teme que se reflote un sistema bipartidista como el que PJ y UCR protagonizaron entre los ochenta y los noventa. Por su parte, la fundadora del GEN ve aspectos “positivos y negativos” en la propuesta oficial, aunque, en definitiva, asegura que “en cuestiones de fondo queda a mitad de camino”.
“No estoy de acuerdo con la limitación impuesta para reconocimiento y mantenimiento de la personería de los partidos”, sostuvo la ex secretaria del Comité Central de la UCR. En el mismo sentido, el todavía intendente dijo que la nueva ley “tiene que permitir emerger a nuevas fuerzas políticas”. De acuerdo al anuncio del Gobierno, su proyecto establece un piso de afiliaciones y de votos en las elecciones para que una fuerza tenga representación legal. La idea es que se reduzcan notablemente la cantidad de partidos. Esto que, en teoría, obligaría a la oposición a reorganizarse y busca volver al orden constitucional que indica que la población debe elegir partidos que gobiernen y no candidatos. También se desea eliminar sellos de goma. El problema es que fuerzas con mucha historia podría llegar a perder la capacidad de presentarse en las próximas elecciones mientras que la nueva estrategia del kirchnerismo parece asegurarse jugarse a todo nada en una interna dentro del PJ.
Luego del anuncio de la Presidenta, Sabbatella se despachó como pocas veces: “Que no signifique esto consolidar o cristalizar los viejos partidos tradicionales. No puede lesionar esta reforma las posibilidades de nuevas fuerzas. Creemos que PJ y la UCR son funcionales a mantener el estatus quo”.
En ese momento el proyecto no lo tenía en mano. Esta semana el legislador electo sacó un comunicado en el que rezaba: “Nuestra prioridad es trabajar para que el conjunto de la centroizquierda tenga una propuesta unida respecto a la reforma política, antes de hablar con el oficialismo”.

No hay comentarios: