jueves, 12 de noviembre de 2009

Se organizan para darle pelea a K en el PJ

El titular del PJ local, Domingo Bruno, y la ex diputada duhaldista Marina Cassese lanzaron el pasado viernes 6 la Confederación de Agrupación Peronistas de la 1ª Sección electoral, como un paso previo a la interna en la que esperan derrotar a Néstor Kirchner como candidato a presidente en 2011.
Bajo la consigna de "recuperar el PJ bonaerense", los dirigentes lograron la presencia del “Pato” Galmarini; el diputado provincial Gabriel Villegas, de Hurlingham; y del ex legislador por José C Paz, Jesús Aizpuru, entre otras adhesión. Se sumaron integrantes de la corriente peronista Celeste y Blanca, de las 62 organizaciones, como así organizaciones vecinales de la zona (como veteranos de Malvinas y referentes de la Liga de Amas de Casa) que militan en una confederación paralela y de “independientes”.
"Estas son reuniones preparatorias para el lanzamiento de la confederación de agrupaciones justicialistas. Para que la comunidad sienta que el PJ es inclusivo”, explicó Cassese luego de la reunión.
- ¿Ustedes piensan confluir en una interna contra K?
- Esto sirve para reorganizar el partido y ganarle a Kirchner. Más en el marco de una interna abierta, por eso es que había asociaciones independientes. Podemos derrotarlo, porque la mitad de los que estaban ayer sentados con él - por el martes, cuando rechazaron su renuncia como titular del Consejo Nacional del PJ - no quiere saber más nada. Los intendentes están arrodillados ¿Cuánto aporta el Conurbano al PBI? Hay municipios y una provincia desfinanciada por la unificación de la caja.
Por ahora, en esta corriente confluyen algunos felipistas, sindicatos críticos del Gobierno como UATRE, pero no el ganador de la última elección bonaerense. “De Narváez tiene que definir a qué partido pertenece”, sostuvo Cassese. Para la ex concejal moronense, la interna partidaria tiene más chances de derrotar al Pingüino que una general. “Es la primera batalla y la más importante”, calificó.
De todas formas, aclaró que esta es la mejor forma de impedir un estallido social. “Hay una preocupación muy importante. Hay que calmar los ánimos y esto es lo que permiten a veces las estructuras, para que no se caiga en un vacío como en 2001. De esta forma contenemos a la militancia, diciendo tranquilos que le ganamos en la interna. Y hace que la gente no salga a romper supermercados. Hay que trabajar en forma democrática”, explicó la ex legisladora ante este nuevo armado.

No hay comentarios: